Indice Paises

miércoles, 6 de julio de 2016

De Livingstone a Kasane. Parque Chobe

Días 5 a 6 de julio de 2016

Elefantes al atardecer en Chobe
Elefantes al atardecer en Chobe
Ayer llegamos a Kasane desde Livingstone, según lo planeado. Por la tarde dimos un paseo en barco por el río Kwando, el río de los elefantes, en el Parque Nacional de Chobe y hoy por la mañana hemos hecho un Game Drive por el interior del parque. Dos visitas imprescindibles cuando vienes a Kasane. Dos visiones diferentes que permiten comprender el ecosistema del parque y su biodiversidad.

Siguiendo nuestro itinerario, salimos de nuestro hotel en Livingstone por la mañana temprano con intención de dirigirnos a la parada de taxis azules locales que vimos el primer día frente al supermercado Soprite. Nada más salir a la calle Mutelo, un taxi azul se paró y al preguntarle por el precio hasta Kazungula, en la frontera con Botswana a unos 60 kms, nos ofreció llevarnos a nosotros solos por 70 kwachas los dos (70 kwachas son menos de 7 euros). Confirmamos con el conductor 2 veces el precio y el destino y nos lo confirmó. Aunque nos pareció muy barato en comparación con lo que creíamos que costaba, nos subimos. Sin embargo, en cuanto salimos a la calle principal empezó a decirnos otra dirección, la de una oficina de trámites burocráticos, y al repetirle nuevamente el destino, nos dijo que hasta allí era 300 kwachas porque estaba más lejos. Tuvimos la sensación de que intentaba subirnos el precio una vez que estábamos dentro del taxi, por lo que le pedimos que parase ya que no estábamos interesados. Estuvimos hablando con él un poco más, intentaba regatear con nosotros bajando precio al compartir el coche con más personas, pero ya no teníamos buenas vibraciones y nos bajamos para ir andando hacia la parada de taxis que estaba cerca, como era nuestra intención inicial. Al llegar al lugar, había ya dos mujeres de Botswana esperando en un taxi para compartir taxi a la frontera, por lo que nos subimos rápidamente y por las 70 kwachas que nos dijeron el primer día llegamos sin contratiempos a Kazungula. Las mujeres y el taxista iban en animada conversación. Lástima que no entendamos su idioma.  El taxista nos indicó muy amablemente donde debíamos tomar los taxis a la vuelta, por donde estaba la aduana y como llegar luego al transbordador.
Transbordador (izq) y Speedy boay (der)
Transbordador (izq) y Speedy boay (der)
Tras realizar los trámites de salida de Zambia, tomamos el transbordador del río Zambezi para cruzar los pocos metros que separan Zambia de Botswana. Este cruce se puede realizar en el transbordador que habitualmente utiliza la gente de aquí y que cruza tanto vehículos (sobre todo camiones), como personas por un precio de 2 kwachas por persona o en Speedy boat, bastante más caro. El cruce es rápido, pero luego llega la fila para el trámite del visado. ¡Buenas noticias!. Confirmamos que el visado de entrada en Botswana es gratuito para los españoles, tal y como la web del Ministerio de Asuntos Exteriores informa en su web. Por cierto, están construyendo un puente entre las dos orillas que va a favorecer este paso.
Nuestra tienda de campaña
Nuestra tienda de campaña
Un taxi por 6 USD los dos a nuestro hotel, Kwalape Safari Lodge, y a las 11:30h ya estábamos aquí, preparados para nuestros primeros días observando fauna. En este Lodge no tenemos reservada una habitación, sino una tent. Vamos, una tienda de campaña grande, tipo militar, con una cama doble, una mesa, una lámpara y un ventilador gigante. Aunque la entrada no será hasta las 14:00h, nos la enseñan y nos parece correcta. Estamos en la zona de acampada, donde hay tiendas como la nuestra y también espacio donde quien viene con la suya propia, puede acampar. Las instalaciones de nuestra zona son las típicas de un camping, con su zona de duchas y aseos, con la excepción de que no hay zona para cocinar pero permiten hacer. En el lodge hay una pequeña zona de cafetería en la zona de piscina y un restaurante en un edificio aparte.

En recepción nos ofrecen realizar un paseo por el río esa misma tarde a las 15:00 y, al día siguiente, un game drive (lo que antes de investigar sobre este mundo hubiéramos llamado safari). El precio, 260 pulas (21,40€) y 280 pulas (23,09€) por persona respectivamente, es ridículo en comparación con lo que teníamos visto en internet con diferentes agencias locales (¡parece que merece la pena venir sin nada contratado!). Aceptamos sin darle más vueltas y, en vez de quedarnos hasta las 2 esperando la habitación, decidimos ir a Kasane. El defecto de este lodge es que está a más de 6 km de Kasane y cuando le decimos que vamos al pueblo dando un paseo, la recepcionista se sorprende y nos advierte de que no podemos hacer eso, que en el camino puede haber elefantes o leones debido a la cercanía del parque de Chobe. Nos da la opción de tomar un taxi o autobús local de los que pasan constantemente por la carretera (aparte del que nos ofrecen ellos mucho más caro). Al no tener pulas, la amable recepcionista nos presta 8 pulas para el trayecto a Kasane, por lo que salimos a la carretera y, después de varios taxistas que les parece poco dinero, en menos de 20 minutos nos montamos en un taxi compartido con otra mujer que nos deja en la calle principal, justo donde necesitábamos. Cambiamos dólares por pulas en un Barclays, con por cierto los mismos aparatos para gestionar las colas que en España y teniendo de todos modos colas y esperas de 30 minutos, y compramos comida y agua en un supermercado Spar que hay justo al lado. En el banco nos indicaron dónde está la estación de los autobuses que van a Nata (detrás de la gasolinera Shell) y allí nos dirigimos, pero en realidad no hay estación como tal. Hay dos autobuses aparcados en una explanada, pero nadie por allí. Preguntando en una agencia de turismo cercana nos indican los horarios aproximados. Vendremos aquí el viernes para tomar el primer autobús, a las 05:45h. Si se nos escapa, tomaremos el siguiente que sale en una hora. Así enlazaremos con otro autobús para llegar a Maun como preveíamos. Bien.

Aprovechando el combi (disculpad, es que así es como llaman aquí a sus minibuses o matatus) que para a la derecha de la gasolinera, volvemos a nuestro lodge. No dejan de ser estos combis unas furgonetas de pasajeros para 12 personas que salen cuando se llenan y van dejando y recogiendo gente por el camino. Ah, y que pagas cuando te bajas. Son muy formales, eso sí.

Llegamos justo para poder entrar en nuestra tienda. En menos de una hora salimos hacia nuestro river cruise en Chobe. Comemos rápidamente el sándwich que traímos preparado y colocamos nuestra mosquitera (no había en la tienda) colgándola de una de las argollas de la tienda y aprovechando uno de los mosquetones ligeros que compramos en una tienda de chinos antes de salir de España. No valen para hacer montañismo porque no parecen muy fuertes, pero para enganchar cosas de la mochila, montar un tenderete o colgar la mosquitera están demostrando su utilidad.

Salimos puntuales hacia la entrada del Parque Nacional de Chobe, en Kasane. Con sus 11.700 km2, Chobe es el segundo parque más grande de Botswana y debido a su situación y amplitud, incluye varios ecosistemas. Compartiremos paseo con grupo heterogéneo en nacionalidades y edades, que está haciendo el rally de los 5 países (Sudáfrica, Namibia, Zambia, Zimbabwe y Botswana). En el grupo hay una española, Marta, con la que charlamos un rato y que nos habla de este rally del que nosotros no habíamos oído hablar. Es una chica joven que ya ha vivido y trabajado en Holanda, Bélgica y ahora en Dinamarca. Un buen periplo profesional y vital.
Elefantes en la isla Sedudu
Elefantes en la isla Sedudu
Embarcamos en una lancha con poco calado, ya que el río Kwando no es profundo y enseguida empezamos a ver elefantes en la isla Sedudu (conocida como isla Kasikili en Namibia). Cada orilla de la isla pertenece a un país, ya que el río Kwando forma frontera natural entre Botswana y Namibia. Pero los animales no entienden de fronteras y muchos cruzan al atardecer a la isla para pasar la noche tranquilos, lejos de depredadores como los leones. Chobe es famoso por sus elefantes. Se estima hay más de 90.000 elefantes africanos y junto con Amboseli, en Kenia, es uno de los grandes santuarios para estos mamíferos. Algunos elefantes están casi todo el tiempo en la isla, alimentándose de los matorrales y hierba que crece aquí y aprovechando el agua de las zonas pantanosas para limpiar de tierra la hierba que comen y así evitar dañarse las muelas. Las manadas de elefantes, con las hembras guiando al grupo y ayudando a las crías en el trayecto, cruzan al atardecer para pasar la noche aquí. Además de elefantes, en la isla hay multitud de aves (nos dicen que especialmente de noviembre a marzo), así como búfalos e hipopótamos. En nuestro recorrido vemos águilas pescadoras, cormoranes, garzas, marabús ("ave enterrador" por su fea apariencia), pelícanos, abejarucos, carracas y varias especies de martín pescador haciendo acrobacias sobre el río, lavanderas africanas, gansos egipcios, etc. También vemos cocodrilos, lagartos monitores, varias especies y subespecies de antílopes, como los puku, una especie única, los impalas y los kudus, con su cuerpo color arena con líneas verticales más claras. Ya casi al final del recorrido, vemos incluso leones cerca de la orilla, un poco lejos de donde estamos nosotros.
Águila pescadora, cigüeña de pico amarillo, marabú y golondrina colilarga
Águila pescadora, cigüeña de pico amarillo, marabú y golondrina colilarga
Kudus hembra, Kudu macho, Cocodrilo, Impalas, Lagarto
Kudus hembra, Kudu macho, Cocodrilo, Impalas, Lagarto

Búfalos
Búfalos
Elefantes preparados para cruzar a la isla
Elefantes preparados para cruzar a la isla
Pero aquí los protagonistas son los elefantes y lo mejor, cuando el sol estaba rojo, bajando en el horizonte, la manada comienza a cruzar el río para pasar a la isla. Les cuesta un poco decidirse al principio y creemos que es porque, de pronto, todas las lanchas se dirigen hacia allí para que nosotros, los turistas, tengamos la oportunidad de ver el espectáculo. Es una sensación extraña, ya que por un lado nos alegramos de poder ser testigos de ese momento, pero por otro nos parece que les estamos acosando con tanto barco cerca de ellos. Finalmente se deciden y empiezan a
Elefantes cruzando el río Kwando
Elefantes cruzando el río Kwando
cruzar. El río no es muy profundo, por lo que sólo tienen que nadar unos pocos metros. Y al llegar a la isla se dan su baño de barro para protegerse la piel y es justo después de eso que nos regalan la emblemática fotografía del parque: elefantes contra el atardecer, con un sol rojo por la arena del desierto de Namibia. Esa imagen es la portada de esta entrada y será nuestro recuerdo más bonito de este paseo en barco.

Elefantes en la isla Sedudu
Elefantes en la isla Sedudu
Volvemos al lodge ya de noche en una camioneta 4x4 abierta que nos hace quedarnos helados, porque aquí cuando anochece la temperatura baja mucho y un coche a 80kms por hora genera mucho aire...¡creemos que lo del descapotable no debe ser una buena idea al fin y al cabo!. Lo hemos tenido en cuenta hoy, cuando hemos partido al game drive a las 6 de la mañana, todavía de noche. Varias capas de ropa, con forro polar y plumas ligero incluido y no nos ha sobrado nada. Hemos aprovechado incluso la manta que nos han dado a cada pasajero para que nos abrigásemos. Como hemos comentado con Kate, una de las mujeres del grupo, de EEUU, en cuando hemos visto el primer animal, nos hemos olvidado del frío ;-)
León joven al amanecer
León joven al amanecer
El comienzo del game drive ha sido espectacular. Al poco de entrar, cuando nos acercábamos hacia la orilla del río Kwando, ¡hemos visto leones! Leones al amanecer, como nos ha dicho nuestro gúia. Era un grupo de leonas con algún león joven al que aún le tenía que crecer mucho la melena. Al principio estaban lejos, pero como ocurrió ayer con las lanchas, los vehículos les hemos rodeado para verles mejor y han comenzado a acercarse a nosotros. Pero no porque les interesemos, sino porque querían cruzar al otro lado del camino. Para ellos somos un bulto grande que ruge (el motor). No ven a las personas que van dentro de forma individual mientras estás dentro del vehículo. Y menos mal, porque cuando han empezado a cruzar por delante de los coches los hemos tenido muy cerca y más aún cuando hemos pasado al lado de 2 leonas que estaban subidas en una roca del camino. Ha sido una mezcla de casi miedo y excitación.
León joven y leona al fondo
León joven y leona al fondo

Los leones han pasado por delante nuestro
Han pasado por delante nuestro
Leonas oteando el horizonte
Leonas oteando el horizonte

Chicken Chobe
Chicken Chobe
Siguiendo el recorrido, hacia el río hemos visto nuevamente aves, hipopótamos jugando sobre la isla, búfalos a lo lejos, así como gallinas de guinea, a las que aquí llaman “chicken Chobe” (por su parecido sabor) y nuevamente en la zona de bosque, hemos vuelto a ver impalas y pukus, muy cerquita también.  Esta es la ventaja sobre el paseo en barco. Ves a los animales de tierra mucho más cerca. Tras una parada técnica para estirar las piernas y calentarnos un poco con el sol de la mañana, hemos retomado el camino, ya de camino a la salida y aquí es cuando hemos visto elefantes, hembras con las crías. Estaban justo al lado del camino, comiendo ramas tranquilamente. Más adelante hemos visto jirafas. ¿Qué tendrán las jirafas que resultan tan simpáticas? Quizá sus largas pestañas, o su forma de andar, moviendo primero las patas de un lado y luego las del otro, lo que, junto con ese cuello tan largo, crea un movimiento muy elegante. Eran tres ejemplares. Las hembras de un color más claro que el macho, bastante más oscuro y grande. Ha sido un broche perfecto para nuestro primer game drive en África.
Hipopótamo hembra
Hipopótamo hembra

Elefante macho y cría
Elefante macho y cría

Impala hembra
Impala hembra
Jirafa hembra
Jirafa hembra
Jirafa macho
Jirafa macho
Las dos actividades que hemos realizado las ha organizado el lodge con la agencia Malachite Safaris, de la que abajo os dejamos los datos por si alguna vez buscáis información sobre Chobe. Hemos vuelto muy contentos, los guías han explicado muchas cosas sobre el entorno y los animales y siempre con esa sonrisa que en África estamos encontrando en la gente (no sólo en la que hace negocio con turistas).

El resto del día lo hemos dedicado a hacer colada, descansar, descargar fotos, actualizar el blog y disfrutar en la zona de piscina del calorcito primero y de la hoguera después, con la música africana de fondo que tienen en la radio de la cafetería. Tenemos que aprender a viajar despacio, sin correr de un lado a otro y disfrutando de momentos de relax y descanso y esta tarde ha sido uno de esos momentos.

Para finalizar la jornada, hemos vuelto a observar el cielo estrellado. Aquí, al estar el aire más limpio y haber menos contaminación lumínica, el número de estrellas visibles fácilmente es mayor y como las constelaciones que solemos observar desde casa están en posición diferente, es divertido buscarlas y descubrir otras nuevas. Vemos claramente los dos caminos de la Vía Láctea y eso es una gran ayuda.

Puesta de sol en Chobe


Podéis ver el video de esta entrada en nuestro canal de YouTube.

Datos prácticos:

Taxi azul compartido de Livingstone a Kazulunga (60km) 70 kwachas  (6,5€)

Transbordador cruce Kazungula: 2 kwachas por persona (0,18€)

Taxi de Kazulunga al lodge (6km): 6 USD (5,4€)

Taxi compartido del lodge a Kasane: 4 pulas por persona ( 0,4€)

Combi de Kasane al lodge: 3,5 pulas por persona (0,3€)

Kwalape Safari Lodge: tent camp 26,75€/noche

River cruise: 260 pulas por persona (21,40€)

Game drive 280 pulas por persona (23,09€)
Malachite Safaris (malachitesafaris@gmail.com)


13 comentarios :

  1. Fantástico relato y las fotos son geniales. Eso sí, lo de tener los leones tan cerquita..."casi miedo" jajaja, una manera muy simpática de explicarlo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te han parecido cerca en las fotos, te aseguramos que en real la sensación es más fuerte. Cada dos por tres miramos a la espalda por si venía otro y el de delante solo nos estaba distrayendo...emocionante.

      Eliminar
  2. Impresionante chicos!!! La aventura es alucinante. Con la forma que tenéis de contarlo parece que lo estamos viviendo con vosotros.
    Muaccccc

    ResponderEliminar
  3. Me encanta leeros... Es un relato tan real que parece que vamos montados con vosotros en cada transporte... DISFRUTAD CON EL CIELO AFRICANO....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cielo es magnífico. No hay contaminación y se ven perfectamente la Vía Láctea y multitud de otras estrellas...gracias por comentarlo

      Eliminar
  4. Impresonate chicos!!!! gracias por estos relatos tan detallados, nos da la sensación de estar con vosotros en esta aventura.
    Como bien decís hay que tomarse el viaje con tranquilidad y disfrutar de la paz y los paisajes que estáis visitando.

    ResponderEliminar
  5. Me sumo a los comentarios, muy buen relato que nos hace seguiros con ilusión y disfrutar con vosotros. Intentare seguiros pero mañana me voy a vietnam y no me será tan sencillo pero seguro k estaremos en contacto . suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio. Toma buena nota de Vietnam y luego nos dices para cuando vayamos nosotros por Octubre... Seguro que te va a encantar ese país. Un abrazo

      Eliminar
  6. Buen relato y acompañado de fotos magníficas, yo también desconfiaría de los leones, algún día se darán cuenta de que sobre "los monstruos que rugen" se encuentra la merienda ;-).
    Como muy bien habéis comentado hay que viajar despacio y disfrutar de momentos de relax, !que tenéis mucho tiempo !

    ResponderEliminar
  7. Buen relato y acompañado de fotos magníficas, yo también desconfiaría de los leones, algún día se darán cuenta de que sobre "los monstruos que rugen" se encuentra la merienda ;-).
    Como muy bien habéis comentado hay que viajar despacio y disfrutar de momentos de relax, !que tenéis mucho tiempo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, esperemos que los leones tarden mucho en darse cuenta ...

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.