Indice Paises

viernes, 12 de agosto de 2016

Fiesta de Tanabata (七夕祭り) en Hida-Takayama

Días 7 y 8 de agosto

Un mes más tarde que en el resto de Japón, se celebra en la región de Hida la fiesta de Tanabata, originaria de China, la fiesta recuerda el encuentro de la estrella Altair (la deidad Hikoboshi) con la estrella Vega (la deidad Orihime o Tanabata), ambos amantes, que solo se ven una vez al año en el cielo, en el séptimo día del séptimo mes lunar.

Al llegar a Takayama no éramos conscientes de que hoy 7 de agosto se celebraba aquí la fiesta y nos la hemos encontrado en las calles al salir por la tarde a visitar la ciudad, después de llegar de Shirikawa-go.


Linternas festivas
La fiesta de la Tanabata se celebra poniendo mensajes de deseos atados en ramas de bambú que todos los vecinos y comercios ponen a las puertas de sus casas. Estos deseos junto con la rama se tiran al río o se queman el último día para que lleguen a los dioses. Los comercios sacan a las calles sus productos y los que son de comida parecen iguales a los que conocemos de las fiestas de barrio de España, incluyendo puestos de fritangas. Es muy bonito
Deseos de origami
encontrarnos con decenas de niños vestidos con pequeños kimonos jugando en los varios puestos que han puesto en las calles para divertirlos, enseñándoles a escribir o pintar, pescando regalos en una piscina de bolas, o intentando meter un gol de balonmano a unas siempre sonrientes jóvenes que se turnan para hacer de porteras, darles la pelota o evitar que el disparo fallido se vaya muy lejos por la calle. Nos ha sorprendido encontrarnos con esta verbena tan parecida a las nuestras. Incluso en una casa que tiene un garaje cubierto han habilitado un pequeño cine de verano para los pequeños...cine de Pokemon, claro. Hay conciertos en directo que subvencionan los propios restaurantes. Aprovechamos para disfrutar del jazz de una de las bandas mientras probábamos las brochetas y los bollos rellenos de ternera típicos de esta zona. Hay muchos restaurantes que sirven la famosa carne de ternera de Hida, de mejor calidad que la de Kobe según los del lugar, pero a precios prohibitivos para nuestro presupuesto de vuelta al mundo.
Brochetas de pasta de arroz con especias
Bollos de ternera (izq) y de pasta de judías con sésamo (der)
Sobre la ciudad, el centro histórico de Takayama tiene un conjunto de calles con casas de construcción antigua de madera, con paneles y que siguen siendo residencias, aunque algunas se han reconvertido a restaurantes o tiendas muy para turistas. Nada diferente a otras partes que hayamos visitado. Pero el conjunto de las calles, todas de madera, tan limpias, con un olor especial a ciprés y pino, se torna interesante. Y como además las vimos coloridas con los diferentes papeles, farolillos, bolas, origamis y bambúes de la celebración del Tanabata, pues, ¿qué queréis que os digamos? ¡Que nos ha encantado este pueblo!
Calles de Takayama
Casas de Takayama
Calles de Takayama
Rickshaws
Al dia siguiente por la mañana, hemos hecho el recorrido de estas calles de casas de madera, y paseado por la ribera del rio para ver parte de su mercado matinal, en el que se mezclan los puestos de comida fresca vendida directamente por los agricultores y pescadores, con los puestos y tiendas orientadas al turista. Cruzamos el río para ver mejor el gigantesco Torii que se yergue a la entrada de la calle que dirige a los templos.
Mercado matinal
Grillos de la suerte
Torii gigante
Nos hemos acercado a la zona alta de la ciudad para visitar la ruta del templo santuario Sakurayama Hachimangu (una caminata de veinte minutos) y la ruta de los templos de Higashiyama (otra caminata de 30 minutos). Ni que decir tiene que serían muy agradables estos dos paseos, si hiciera un poco menos de calor, pero es que aquí el sol cae a plomo. Ni con el paraguas que hemos comprado y los sombreros evitamos sudar como pollos, así
que buscamos desesperados las sombras. Menos mal que hay algunas cuando por la senda tienes que atravesar zonas del cementerio que hay en esta montaña, entre pinos altísimos e indicaciones de tumbas de personajes destacados. Es un cementerio distinto, en el que las lápidas se sustituyen por pequeños monolitos y pequeños altares con "linternas". Junto al templo de Sakurayama, se ubica la Sala de Exposición de los Carros de Festival de Takayama, ricamente decorados en madera por los artesanos locales y que salen por la ciudad en primavera y verano como parte de una fiesta religiosa de las más concurridas de Japón. No hemos podido evitar pensar en las procesiones, ya que en algunos casos, también hay costaleros.
Fuente para abluciones
Linternas del templo
Puerta del templo

Rico sake
Hemos vuelto a las calles antiguas que vimos la noche pasada y hemos entrado en varias de sus tiendas. En las destilerías de sake ponen una especie de bola de paja sobre la puerta y en algún caso, la bola está rodeada por la cuerda que hemos visto en muchos torii. Se trata de una cuerda especial que puede tenderse o colocarse rodeando un espacio para indicar que se trata de un recinto sagrado y puro. En algunos puntos de esta cuerda se pueden ver los extremos cortados de la paja y unas tiras de papel colgantes conocidas como shide. ¿Será considerado sagrado el sake?. Nosotros por si acaso, hemos realizado una cata.


Símbolo de destilería

Antiguos jarrones de sake


Sarubobos
También hemos visto por primera vez al Sarubobo, un muñequito sin cara, casi siempre de color rojo, cuyo nombre significa "bebé mono" en el dialecto de Hida. Está en todas partes, incluso en los templos. Al parecer, la tradición dictaba que las madres hicieran un pequeño Sarubobo rojo a sus hijos para que crecieran con salud y en el caso de las niñas, para que tuvieran un buen matrimonio y fueran fértiles. Esto ha ido derivando con el paso de los años en estos muñequitos que ahora se venden en varios colores, siendo cada color para dar suerte en diferente aspecto: salud, dinero, trabajo, amor, etc..



Listos para dar una vuelta

Datos prácticos:
Super Hotel Hida Takayama: muy cerca de la estación de autobuses y trenes. Cerca de los sitios de interés. Incluye un desayuno muy variado, japonés y occidental. Tiene onsen (baño de aguas termales). Extremadamente amables. Preguntamos a la recepcionista por el festival y en ese momento nos dijo poco más que el nombre, pero al día siguiente nos entregó un completo dossier con información sobre el mismo. No llegaba internet a nuestra habitación y nos dieron un pocket wi-fi para la primera noche. Al siguiente día estaba arreglado. Muy eficientes.

Entradas a los templos: gratuitos

Entrada al Museo de Carros de Festival: 820¥ (76,25€). No entramos.

5 comentarios :

  1. bueno, después de tanto contacto con los japos ya estaréis medio amarillos, no? Saludos a los pokemons nipones. Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que amarillos, con moreno turista, que es como el moreno albañil, pero menos sufrido ...
      Sobre los Pokemon, hoy hemos visto cazar uno ¡en el Castillo de Himeji!
      Achuchones

      Eliminar
  2. por curiosidad ¿en cuanto está la carne de Hida?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A unos 100 euros los 100 gramos la barata. Aquí suelen poner filetitos pequeños. Pero en general la carne es muy cara. En algún sitio vimos platos a 4800¥

      Eliminar
    2. madre mía... ya puede estar buena a 1000 euros el kilo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.