Indice Paises

lunes, 8 de agosto de 2016

Konichiwa, Tokio!!!

Día 4 de agosto

Linterna roja a la entrada del templo de senso-ji
Tokio. Capital de uno de los países más punteros del mundo en tecnología, pero también un país con hondas raíces en su tradición y en el respeto a sus antepasados. Un contraste en sus calles con rascacielos y luminosos de neón de colores chillones frente a templos sintoístas y budistas a partes iguales. Contraste de gente yendo o viniendo a trabajar con perfectos trajes de chaqueta y pantalón negros frente a parejas vestidas con los kimonos tradicionales o los jóvenes marcando tendencia.
En esta entrada os mostraremos cómo nos ha recibido esta ciudad y como la hemos vivido en tres días visitando sus lugares principales.

Lo primero que nos ha llamado la atención en Tokio, y luego en el resto del país, es que lo explican todo hasta el último detalle. Es imposible perderse en sus calles. Por cierto, en Tokio, todo está "subtitulado" en inglés. Pero es que ademas te explican cada pocos metros cuánta distancia te queda para tal salida en los pasillos del metro o en la calle para llegar a tal templo o para que gires antes de seguir el camino a tal monumento o dirección. Es un Google Maps pero en vivo. Hay multitud de personal de atención al público en el metro, en las oficinas bancarias, en los grandes locales de compras...como dicen ellos, personas para tratar con las personas. ¡Qué contraste con lo que siempre habíamos leído de Japón desde España de que está lleno de robots!

Lo segundo que nos ha llamado la atención es que la gente de la calle es muy atenta y siempre dispuesta a ayudarte...aunque no tengan ni idea de inglés. De todos modos, afortunadamente en Tokio bastante gente entiende un razonable inglés y saben algunas palabras, sobre todo en las oficinas de atención de tren, metro y autobuses y, en general, en todos aquellos lugares con mucha afluencia de turistas. Además, tiene mucho turismo interior y hay muchos japoneses haciendo fotos de todo. Hacemos un inciso aquí para decir que no les importa que les hagas fotos y, si se lo dices, incluso posan.

Lo tercero es la limpieza. TODO está limpio. Los trenes del metro parecen nuevos y no lo son. Nadie tira nada al suelo, hasta el extremo de que no hay casi papeleras. Están concienciados con este tema hasta tal punto que se llevan bolsas de plástico para ir llenándolas de la basura y se las vuelven a llevar a casa. Nosotros hemos ido aprovechando las zonas de reciclaje que tienen las tiendas de supermercados para no tener que llevárnoslo.

También nos ha llamado la atención el calor. Calor húmedo sofocante y un sol que cae a plomo y te quema fácilmente. Si podéis, evitar venir en agosto. Nosotros hemos aplicado el dicho de "allá donde fueres, haz lo que vieres", así que nos hemos comprado un pañuelo de lino para limpiarnos el sudor (ellos utilizan estos pañuelos, así como toallas pequeñas) y también un paraguas que nos hace las veces de sombrilla.

Con este calor, las chicharras no dejan de cantar ni por la noche. En las zonas arboladas, su sonido es intenso.

Comida
Japón es caro. La comida no es una excepción. Si vuestro presupuesto es limitado, lo
mejor es comprar comida preparada en los supermercados. Uno muy común es Family Mart. Tienen diferentes combinaciones de sushi, makis, filetes de pollo rebozados, pescado, etc...por lo que puedes ir variando. También tienen máquinas de café y bollos por si tienes que desayunar. Los zumos muy buenos, por cierto.

Plato de sushi

Transporte en Tolyo
El metro es rápido y muy conveniente para poder recorrer rápidamente esta ciudad.
Vagón del metro de Tokio
Hay dos compañías con líneas diferentes: "Tobu" que tiene 4 líneas y "Tokio Metro" que tiene 9 líneas. Todas las estaciones tienen el nombre en japonés y en inglés, y las anuncian en ambos idiomas, Nosotros nos hemos bajado la aplicación oficial del metro, disponible en Apple Store y en Play Store, "Tokio Subway", que te indica, dada una estación origen y una destino, cómo ir y de cuánto tiempo es el trayecto. Para viajar necesitas un billete o un pase. A la entrada de las estaciones dispones de máquinas expendedoras de éstos. El billete simple vale para un solo viaje, y ojo, porque a veces, para cambiar de línea tienes que pasar el torno...y ya gastas el viaje. Así que... cuidado con los transbordos si vas con un billete simple. Nosotros web del metro de Tokyo tenéis toda la información sobre estos y otros pases.
Tienda Bic Camera
hemos utilizado los pases de día (que se acaba a las 00:00). No nos dió tiempo a comprar el pase de 24 ó 48 horas el día que llegamos y sólo se vende en los aeropuertos de Haneda o Narita, y en las tiendas de la cadena Bic Camera que hay en la ciudad, pero todas lejos de nuestro hotel (por si lo necesitáis vimos una cerca del famoso cruce de Shibuya). La diferencia de precio es de 800 yenes el de 24h frente a los 1000 yenes que cuesta el diario. En la

También hay una línea de Japan Rail (JR). Si os compráis el JR Pass y lo tenéis activo en Tokyo, podéis utilizar esta línea para moveros en muchos de los puntos de interés de la ciudad. Nosotros hemos comprado el JR Pass de 7 días, pero lo activaremos por primera vez para ir de Takayama a Kyoto. En el aeropuerto de Narita se puede ir a sus oficinas y solicitar la activación para un día específico y así hicimos nada más llegar.


Para acabar con el tema del transporte, en Japón se circula por la izquierda. Como en Inglaterra.

Recorrido primer día
Portada de la Guia de Tokio que dan en los hoteles y aeropuertosBarrio de Asakusa, templo de Senso-ji, Nakamise Street, metro al Palacio Imperial, Jardines del este del Palacio Imperial, puente Nijubashi, contemplar que no subir a la torre de Tokio, visitar el templo Zojo-ji, metro a Ginza viendo sus grandes edificios y el teatro Kabuki, y finalmente pasear ya de noche por el barrio eléctrico de Akihabara.

La Guía Práctica de Tokyo que nos dieron en el hotel nos resultó muy práctica para localizar rápidamente los puntos que queríamos visitar. Hay versión en español. En teoría también la tienen en el aeropuerto, pero nosotros no la encontramos.
 
El barrio de Asakusha estaba a dos pasos de nuestro alojamiento, así que empezamos por aquí.

Vista de la explanada central del Templo de Senso-ji
Vista de la explanada central del Templo de Senso-ji
El principal atractivo de este barrio son el santuario Asakusa Shrine (sintoista) y el Templo Senso-ji. Este último es un templo budista del siglo VII con una gran linterna roja en su entrada.

Entrada al Templo de Senso-ji con su famosa linterna
Templo Senso-ji con su famosa linterna

De camino al tempo ya empezamos a ver personas ataviadas con kimonos (yukatas); más mujeres que hombres. Nos llamó la atención, ya que pensábamos que era un vestuario que se dejaría para festivos u ocasiones especiales, pero en estos días nos hemos dado cuenta de que lo utilizan de forma habitual. Y la verdad, nos encantan lo vistoso de sus telas y lo elegante y natural que los lucen.

Jovenes niponas a la entrada del Templo Senso-ji
Jovenes niponas a la entrada del Templo Senso-ji
A cada lado de la puerta de entrada veréis unas alpargatas gigantes. Es el tipo de alpargatas que utilizan los agricultores.

Alpargata gigante en la puerta de entrada del Templo de Senso-ji

Dentro del templo, puedes agitar una cajita hexagonal hasta que salga un palito con una inscripción y recoger del cajón que corresponda con la inscripción, tu mensaje de la suerte.


Cajones de los mensajes de la suerte en un templo budista

En estos templos vimos lo que luego ha sido una constante en los demás que hemos visitado (algunas diferencias entre sintoistas y budistas): torii o arco que señala la entrada a un recinto sagrado, purificación previa a la entrada, papeles y tablillas con rogativas y deseos, la campana, así como animales guardianes antes de llegar al templo, preparados para luchar contigo si detectan que entras con malas intenciones ...

Torii Asakusa Shrine
Torii Asakusa Shrine
Perro protector en el templo Asakusa Shrine
Perro protector en el templo Asakusa Shrine
Deseos y rogativas
Deseos y rogativas
Al salir del templo, recorrimos la calle Nakamise y la arcada Shin Nakamise. Se agradecía estar bajo la sombra que proporciona su techado. Nos recordó a la calle del Carmen en Madrid, cerca de la Puerta del Sol. Está llena de comercios de todo tipo y de restaurantes. Estos muestran los platos mediante réplicas de plástico muy conseguidas. Así es más difícil equivocarte al pedir la comida.

Reproducciones en plastico de los platos del menú de un restaurante


Nuestra siguiente visita fue el Palacio Imperial, o más bien sus jardines, ya que el Palacio es la residencia oficial de los emperadores y no se puede visitar. Entramos por la puerta Otemon y vimos los restos de las antiguas murallas de la época Edo, recorriendo sus jardines durante casi una hora. Unos jardines agradables, pero echábamos de menos que tuvieran más sombra. Al salir, buscamos la explanada de la plaza de Tokyo (Kokyo Gaien) para ver el Nijubashi Bridge, el puente de dos ojos construido en piedra con una bonita vista del palacio.

Palacio Imperial de Tokio
Palacio Imperial de Tokio

Nijubashi Bridge en los jardines del Palacio Imperial de Tokio
Nijubashi Bridge en los jardines del Palacio Imperial de Tokio

A estas alturas ya teníamos hambre, pero eran las 4 de la tarde y los templos cierran a las 5, así que tomamos el metro dos estaciones hasta el Templo budista Zojo-ji. Se construyó en el Siglo XIV y fue trasladado a Tokyo a finales del Siglo XVI. Ha sufrido muchos daños a lo largo de los siglos, pero la puerta lacada de entrada es original.
Puerta entrada templo Zojo-ji
Puerta entrada Templo Zojo-ji
Contrapesos en la puerta de entrada del templo Zojo-ji

Contrapesos puerta de entrada

Mujer con Yukata en la entrada del templo
Mujer con Yukata en la entrada del templo

Templo Zojo-ji con Torre de Tokyo al fondo
Templo Zojo-ji con Torre de Tokyo al fondo
Interior del templo Zojo-ji
Interior del templo Zojo-ji

En un jardín lateral nos encontramos con unas pequeñas estatuas con flores, canesús y gorritos de ganchillo, todos ellos con un molinillo que giraba con el viento. No entendíamos muy bien qué significaba y al buscarlo en internet para escribir esta entrada hemos leído que se trata del jardín de los niños no-natos. Los padres pueden elegir una pequeña estatua, decorarla con ropa o juguetes y dar un pequeño regalo a Jizo, el guardián de estos niños, para que les acompañe a la otra vida.

Estatuas para ofrendas a los niños no nacidos

Tras reponer fuerzas con un rico plato de sushi, nos dirigimos a Ginza en metro. Este barrio es un distrito comercial de tiendas de lujo y también de restaurantes y compañías como Sony y Leica. Se estima que el metro cuadrado en esta zona cuesta alrededor de los 10 millones de yenes (100.000 euros). Las tiendas abren todos los días de la semana y los fines de semana por la tarde la zona es peatonal. En esta zona se encuentra también el teatro Kabuki (Kabuki-za).

Teatro Kabuki-za
Fachada del Kabuki-za

Para terminar el agotador día, nos dirigimos a Akihabara, "el barrio eléctrico", famoso por sus numerosas tiendas de electrónica y, en los últimos años, centro de la cultura otaku, punto de visita imprescindible si eres aficionado al anime y al manga. En esta zona también hay muchos "maid cafés" que son cafeterías o restaurantes donde los empleados (principalmente muchachas muy jóvenes) atienden al cliente vestidos como sirvientes con una estética muy infantil, aunque tipo lolita.

Calle en Akihabara District

Datos prácticos:

Ticket de 1 día metro Tokyo y Tobu: 1000 yenes (9€)

Hotel MyStays Ueno-Inaricho: habitaciones pequeñas, como en casi todo Japón. Muy bien situado, cerca de la estación de Inaricho, línea Ginza. Tiene lavandería y las amenities se recogen en recepción en plan self-service. Nos gustó.

Coste templos visitados: todos gratis.


Documentación previa:

Guía Lonely Planet amablemente prestada por nuestros amigos María y Luis. ¡Gracias, chicos!
Blog de Térmico: completas guías y consejos.
Japabanchel: blog de un madrileño de Carabanchel viviendo en Tokyo.
Japonismo: blog sobre cultura japonesa
Japan Guide: buena guía sobre Japón.
Kirainet: recientemente descubierto



13 comentarios :

  1. Qué cambio de cultura!!!. La verdad que sorprenden vuestros relatos y las fotos. Es cierto que yo tenía una idea de Tokio muy diferente a la que contáis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia, lo más sorprendente para nosotros ha sido lo mismo que para ti: teníamos una idea errónea de los japoneses. Y creemos que tenemos mucho que aprender de ellos.
      Bueno, creo que ellos de nosotros algo de cocina ;-))

      Besos

      Eliminar
  2. Nos lleváis a mundos tan diferentes que se agradece que nos saquéis de nuestra lo monotonía veraniega....
    Por cierto, no comentáis nada de los cazadores de Pokemon...
    Que la fuerza os siga acompañando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José. Espera a la siguiente entrega d Tokio.
      Abrazos y gracias por seguirnos.

      Eliminar
  3. Qué diferente todo lo que contáis, a lo que había imaginado, parece fácil hacerte con ello. Seguir disfrutando y no dejad de contarnoslo, lo esperamos. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosi. Nos ha sorprendido a nosotros igualmente. Pero para bien.
      Esperamos que las siguientes entregas de Japón os sorprendan también.
      Besos

      Eliminar
  4. Qué tal el famoso cruce ¿mucha gente? Imagino que estaréis preparando la excursión al Fuji, hacer buenas fotos... y de los jóvenes también por lo que sale en los reportajes tiene que ser todo un contraste sus peinados, atuendos, etc.
    Qué buena pinta tiene la comida... cuidado con las camareras, ja, ja.
    Un abrazo seguir así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel.
      Bastante gente en el cruce de Shibuya. Pero menos de la que esperábamos. Tal vez el calor, mucho estos días, haga que la gente no salga tanto y prefiera los pasos subterráneos.
      Pondremos alguna foto de personas vestidas de maneras "raras".
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Qué pasada chicos!!
    El contraste con África ha debido ser brutal!!.
    Please, haced fotos a chicos que siguen manga, lolitas,..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda
      Realmente impactante el cambio. Sobre todo la limpieza y el orden. Aquí no están desordenados ni sucios ni los patios de atrás de las casas que se ven desde las ventanillas del tren cuando te mueves....y mira que es difícil. Incluso en los tejados están limpios...

      Eliminar
  6. La verdad que tenía otra idea de Tokio como tienen esa fama de gente fría y distante. Las jornadas agotadoras por lo que veo, tiene que ser una ciudad alucinante. Besos . .

    ResponderEliminar
  7. La verdad que tenía otra idea de Tokio como tienen esa fama de gente fría y distante. Las jornadas agotadoras por lo que veo, tiene que ser una ciudad alucinante. Besos . .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pauli.
      No hemos visto ni un robot. Y más que fríos, nos parece que los japoneses viven dos vidas: en la calle son correctos, ordenados, distantes...pero en cuanto te acercas se abren con una explosión de querer agradar y que estés cómodo...a veces, hasta el extremo,de que te saludan cinco veces con reverencias hasta para coger el,ascensor o entregarte la tarjeta de crédito en el súper.
      Esperamos que las siguientes entrada también te gusten

      Besos

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.