Indice Paises

lunes, 16 de enero de 2017

Bali, la perla de Indonesia

Días 16 a 22 de diciembre 

Un paisaje verde, repleto de templos y de arrozales en las laderas de los ríos que bajan de los volcanes cercanos. Carreteras estrechas y empinadas rumbo a las montañas desde las inmediaciones del aeropuerto de Dempasar en el sur de la isla de Bali, en Indonesia. Pueblos llenos de hombres vestidos con camisa blanca, pareo y gorros tradicionales y mujeres con coloridos pareos, camisas de encaje y pelo recogido en moños.

Bali nos ha gustado. Porque no es la imagen que teníamos de playas paradisiacas, que las tiene, pero no eran nuestro objetivo. Sino la de una isla verde y abrupta, con mucha vida salvaje y que se aferra a sus tradiciones.

Pero también nos ha parecido incómoda, volcada en exceso en sacar el máximo beneficio de los visitantes hasta extremos difíciles de aceptar.
Os lo contamos.

Llegamos a mediodía al moderno aeropuerto de Denpasar, tras un corto vuelo desde Delhi. Sacamos efectivo del cajero del aeropuerto, el máximo que permiten, dos millones y medio de rupias, ¡estábamos forrados!. Bueno, en realidad son sólo unos 175€, pero daba la sensación de ser un dineral... Habíamos concertado con nuestro hotel un transporte que nos vendría a buscar, ya que Ubud, nuestro centro de operaciones en Bali, está a casi 1 hora de distancia en coche y sin autobus. Muchos carteles con nombres de personas y hoteles al salir, pero no el nuestro. Tras un rato, hablamos con el hotel desde el punto de información del aeropuerto (impecable atención). Se equivocaron y pensaban que llegábamos a medianoche, por lo que rápidamente nos enviaron el transporte, gratis en compensación por las molestias. ¡Empezamos bien! 😊


En el camino, el conductor nos explicó que estaban celebrando fiestas en las poblaciones y que por eso vestían de blanco. De hecho, nos encontramos poco después a una de estas comitivas cerca de Ubud en la que llevaban una imagen de los dioses hinduistas y, frente a ellos, un par de personas ataviadas con los disfraces típicos de Barong, el dragón blanco bueno, y su contraparte, el dragón rojo, bailaban alrededor. En la calle, en las casas, en casi cualquier esquina encontrábamos ofrendas en forma de pequeñas barquitas de hoja de plátano con flores, arroz y alguna chuchería. Estas ofrendas las reponen diariamente para atraer a los buenos espíritus.

En Bali hemos realizado cuatro recorridos desde Ubud, población en el centro de la isla, aunque nos han quedado otras zonas de la isla por ver. Estos han sido los lugares que hemos visitado:

Primer recorrido
En moto de alquiler. Con lluvia a la vuelta, bastante incómoda. Hay que pagar una entrada al llegar a la zona de protección del volcán Batur. Duración: 5 horas.
  • Terrazas de arroz de Tegalalang
  • Vista del monte volcán Batur y el lago a sus pies
  • Comida
  • Queríamos haber ido después al templo Tirta Empul, pero llovía demasiado.
Segundo recorrido
En tour organizado por la tarde. Tras la experiencia de la lluvia en la moto, no nos quedaron ganas de alquilarla el resto de días. Hicimos bien, porque llovió casi todas las tardes y esta tarde en concreto, diluvió. Compartimos la excursión con 3 chicas de diferente procedencia. Duración: un poco menos de 6 horas.
  • Terraza de arroz en Bogkasa. Sin mucho interés. Vimos mejores terrazas por el camino.
  • Sanget Monkey Forest y el cercano Templo Pura Bakit Sari
  • Temple Real de Mengwi (Pura Taman Ayun)
  • Plantación de café y especias. No es más que una tienda donde te hacen una cata y puedes comprar un café carísimo.
  • Templo de Tanah Loh junto al mar para ver el atardecer
  • Llegada a Ubud a la hora de cenar
Tercer recorrido
En tour organizado por la mañana. Como íbamos solos, le dijimos al conductor que se saltara las visitas a la tienda de café, a la tienda de batiks (no te enseñaban el proceso) y la parada en otras terrazas de arroz. Duración: 5 horas.
  • Elephant cave
  • Klungkung Palace (Corte de Justicia)
  • Templo madre de Besakih
  • Templo Kehen
Cuarto recorrido
A pie en Ubud. Realmente lo hicimos en dos días diferentes mientras alternábamos con relax en la piscina del hotel, actualizar el blog y preparar etapas de nuestro siguiente destino. Duración conjunta: 4 horas.
  • Sacred Monkey Forest Sanctuary (una tarde, dos horas)
  • Templo Saraswati (o templo del agua)
  • Y Ubud Real Palace, que está junto al anterior, en la calle principal de Ubud.

Y como no hay mejor modo de describirlo que con fotos, os dejamos unas galerías de cada sitio:

Terrazas de arroz de Tegalalang
Uno de los tres sitios que queríamos ver en nuestra visita a Bali, las terrazas representan el ingenio de este pueblo para sacar el máximo partido a la orografía del terreno para cultivar su cereal básico. Son Patimonio de la Humanidad por representar un sistema social y no sólo un modo de irrigación. Los monjes de los templos del agua son los que rigen la distribución según la filosofía Tri Hita Harana, que sigue tres principios: armonía entre la gente, armonía con la Naturaleza, y armonía con los dioses.
Dejamos el coche en la carretera, pagándole una cuota de "aparcamiento y visita" a un vigilante que creemos que era un pequeño timo, y fuimos caminando por un estrecho sendero que baja al fondo del valle mientras nos deleitábamos con unas vistas impresionantes. Lo malo: demasiados visitantes y que de vez en cuando nos pedían pagar un "donativo" para cruzar de una terraza a otra, a lo que nos negamos porque ya habíamos pagado y seguimos adelante, pero en el siguiente lugar de "donación" no nos dejaron continuar y nos metimos por el arrozal directamente, en vez de utilizar el paso por el que había que pagar peaje, lo cual está muy bien, pero un traspiés lo tiene cualquiera y ... ¡cuidado con el barro!






Volcán Batur y el lago a sus pies
Es un volcán activo y se ven las últimas coladas. Hay un lago formado en la caldera original. Se puede escalar, pero hay una "mafia" de guías que te obligan a subir con guía. Aún así, las vistas son espectaculares. Estaba muy nublado y cuando salimos de allí empezó a llover.

 


Sanget Monkey Forest
Pequeño bosque con monos, sagrados, que se acercan a los visitantes en busca de comida. ¡Hay que tener cuidado porque te quitan la mochila!
y Templo Pura Bakit Sari
Dentro de este bosque de monos, se encuentra un pequeño templo cubierto de verdín.


Templo Real de Mengwi (Pura Taman Ayun)
Un precioso templo, rodeado de un jardín y un estanque que te permite hacer un recorrido por su exterior viendo las construcciones y pagodas.


Templo de Tanah Loh
Este era otro de los sitios imprescindibles en nuestra visita a Bali y es uno de sus paisajes más reconocibles de la isla, sobre todo al atardecer, que era el momento que elegimos para ir. Es un centro de peregrinación muy importante situado en un promontorio sobre una roca que queda aislada con la marea alta. Los balineses lo construyeron en el siglo XVI para agradecer a los dioses del mar y, dicen, para protegerse de las peligrosas serpientes del mar. Está junto a una zona ajardinada llena de tiendas. Había mucha gente desafiando las olas y el viento, haciendo caso omiso de la bandera roja. No hubo atardecer gracias a la impresionante tormenta que se formó, pero pudimos apreciar su belleza y la potencia de las olas contra las rocas.

 
Elephant Cave (Goa Gajah)
Este lugar data del siglo IX. Es una pequeña gruta que tiene su entrada tallada con formas de criaturas y lo que en un principio se pensó que era un elefante, y de ahí su nombre. Nos prestaron un sarong (pareo) en la puerta (es gratis) para poder bajar porque al ser un lugar religioso debíamos vestir respetuosamente. Esto pasa en muchos templos, tanto en el caso de hombres, como de mujeres, hay que vestir un sarong. A veces, simplemente con llevar un pantalón largo, es suficiente, pero otras, hay que ponerse encima el tradicional sarong o al menos el cinturón. Dentro de la cueva hay una imagen de Ghanesa y varias lingas. Fuera hay algunas fuentes, donde los fieles pueden purificarse.
 

Klungkung Palace (Corte de Justicia)
También se le conoce como Taman Gili y era el lugar donde se dictaba justicia en la corte del rey Klungkung cuando gobernaba este reino. Nos sorprendieron las coloridas pinturas en los techos de los edificios abiertos al exterior, mostrando escenas de dioses y de la vida cotidiana. Junto a este edificio hay también un pequeño museo gratuito muy interesante sobre el pasado de Bali.



Templo madre de Besakih
Es el conjunto más grande de templos y el más importante de Bali. Tiene más de 22 templos diferentes y está en la ladera de una montaña. Lo malo es que no te dejan entrar a las zonas interiores si no eres un balinés practicante o vas acompañado de un balinés (léase guía). Hicimos caso omiso de los que nos iban parando por el camino insistiéndonos en que no podíamos pasar sin un balinés (casualmente todos nos ofrecían sus servicios como guías) y lo disfrutamos mientras comenzaba a llover. Era nuestro tercer punto de interés en Bali. Al salir recogimos la entrada que nos habían "requisado" en un puesto de "información" ocupado por guías que insistieron en que no podíamos entrar. No hagáis caso vosotros y no entreguéis vuestra entrada. Están en la calle de acceso al templo, bastante antes de llegar.



Templo Kehen
No esperábamos mucho de este templo que estaba incluido en el tour. Pero nos gustó. Sobre todo, porque estaba desierto. Estábamos solos. Y podíamos entrar y acercarnos a cada construcción a ver las esculturas y los grabados. Es un templo del siglo XI que sigue siendo magnífico. Las puertas tienen unos impresionantes relieves en piedra que son de los mejores en Bali.






Sacred Monkey Forest Sanctuary
Justo en el centro de Ubud está este pequeño bosque que, además de multitud de monos y macacos, tiene tres templos. Tras la entrada, hay un camino muy bien señalizado que te lleva a través de este espacio y que está preparado también para sillas de ruedas. Hay monos por todas partes y, como están acostumbrados a la gente, te puedes incluso acercar a que se te suban...si dispones de un plátano o una galleta para ellos (que casualmente te venden dentro del templo). Pero siempre debes recordar que son animales salvajes, que te pueden arañar, morder y transmitir alguna enfermedad. ¡Ojo con las mochilas y bolsas!





Templo Saraswati (Templo del agua)
En la calle principal de Ubud nos habían comentado que, detrás del Starbucks, había un pequeño templo singular por tener dos estanques delante repletos de lotos. No os lo perdáis si vais. Es gratuito y está en un lugar muy agradable. Nos dejaron pasar al interior, prestándonos unos sarongs, claro, así que pudimos disfrutar de una relajada visita.




Ubud Real Palace
Los descendientes del rey de Ubud siguen viviendo en este pequeño conjunto de edificios del que pudimos visitar los jardines. Si vas por la noche puedes entrar más adentro para ver las danzas tradicionales (de pago). Nos esperábamos algo más llamativo.



Datos prácticos:

Visado: desde abril 2016 los españoles no necesitamos visado para entrar en Indonesia si la estancia es de hasta 30 días. Se necesita pasaporte con más de 6 meses de validez. En caso de querer prolongar la estancia sí hay que tramitar un visado con coste. En principio, no es obligatoria ninguna vacuna, aunque la de la fiebre amarilla puede ser solicitada según la procedencia del viajero. No obstante, recomendamos revisar las posibles actualizaciones en la web del Ministerio de Exteriores y consultar en Sanidad Exterior lo referente a vacunas recomendadas.

Comidas:
Comida en The Lookout, brochetas (satay) de pollo y de atún, con vistas al volcán y al lago

Cena en Atman Kafe (tras la excursión del segundo recorrido bajo una lluvia brutal). Cocina vegetariana.
Comida en The Tropical Garden (camino al bosque sagrado de monos de Ubud): tiene un plato de rollitos dulces muy ricos y su Nasi Campur (plato típico balinés que repetimos en otro sitio) estaba delicioso. Es una terraza con vistas a un arrozal, justo en el medio de Ubud, y tiene también alojamientos.


Comida en Bounasera Pizza. Nada especial.

Visitas y entradas:
Tour organizado (segundo recorrido): 150.000 rupias por persona (10,55€). Lo que se contrata es el transporte. No incluye guía, ni las entradas a los lugares a visitar:
- Monkey Forest: 30.000 rupias por persona (2,11€),
- Templo Real de Mengwi (Luar Pura Taman Ayun): 20.000 rupias por persona (1,41€),
- Templo Tanah Lot: 60.000 rupias por persona (4,22€)
Tour organizado (tercer recorrido): 180.000 rupias por persona (12,66€).  Lo que se contrata es el transporte. No incluye guía, ni las entradas a los lugares a visitar:
- Elephant Cave: 15.000 rupias por persona
- Klungkung Palace (Corte de Justicia): 12.000 rupias por persona
- Templo Madre de Besakih: 15.000 rupias por persona
- Templo Kehen: 30.000 rupias por persona
Entrada la Monkey Forest Santuary: 40.000 rupias por persona
Entrada al Templo del agua de Ubud: gratis
Entrada al Palacio Real de Ubud : gratis. Únicamente se ven los jardines y el exterior porque viven allí.
Entrada de acceso al parque: 30.000 rupias por persona, más un seguro de 1.000 rupias para cubrir accidentes (??). Válido por tres días.
Alquiler de moto por un día: 50.000 rupias (se puede regatear para que te dejen este precio e incluso más bajo, si lo vas a alquilar más días). Nosotros habíamos acordado que nos la dejaran en 40.000 rupias diarias si manteníamos el alquiler el resto de semana. No te piden licencia de conducir internacional (se tramita en la Jefatura Provincial de Tráfico por unos 10€) pero es recomendable que la llevéis encima por si acaso, ya que la policía te puede parar y pedirla. Hay que añadir la gasolina (unas 23.000 rupias el tanque lleno). Tras la prueba del primer día con la lluvia y la bajada de temperaturas (que nos costó un catarrillo), desistimos de alquilar el resto de semana. No estamos aún familiarizados con este medio de transporte en condiciones extremas (la tormenta de una de las noches hizo que incluso se cayera una palmera del jardín, afortunadamente sin daños para ninguna persona).

Transporte:
Desde el aeropuerto a Ubud es necesario ir en un taxi. Hay un mostrador en el aeropuerto para reservarlos y cuestan 400.000 rupias (28€) para ir a Ubud y a otras zonas cercanas o un transporte concertado con el hotel, que suele salir más barato (300.000 en nuestro caso, que luego no pagamos). La "mafia" de taxistas no deja operar a las compañías de autobuses de la isla. Si sales del aeropuerto y andas un poco por la carretera, puedes parar algún taxi (que estará rondando por allí) y conseguir mejor precio.
Para ir al revés, de Ubud al aeropuerto, sí que se puede ir en autobús de la empresa Perama por un módico precio de 60.000 rupias cada uno (4,22€). Hay varios horarios. El último sale a las 18:00h de Ubud.
La estación de autobuses está en GPS -8.519665, 115.263292 (08°31′10.79″S 115°15′47.85″E)
De Ubud a otros lugares de la isla: hay bastantes autobuses que conectan las distintas. Algunos de ellos los oferta Perama.

Alojamiento:
En Ubud hay muchas casas tradicionales balinesas, con la vivienda de los dueños, un templo y las habitaciones que alquilan. Muchas tienen piscina y con el calor de diciembre, se agradece.
Secret Garden Guest House: bonito por fuera, con su templo y su agradable piscina (muy limpia), pero probaríamos en otro sitio si volviéramos. No podemos decir que estuviera sucio, pero la limpieza de las habitaciones una vez estabas allí, no era su fuerte. Nos cambiamos de habitación a los dos días porque en la primera el baño estaba muy viejo. Eso sí, el dueño se portó muy bien no cobrándonos el transporte desde el aeropuerto y haciéndonos una rebaja en el último día por dejar pronto la habitación.

6 comentarios :

  1. Ni me imagino las ganas que debéis tener de comeros un buen plato de cocido... 😂
    ¡Qué envidia nos dais! ¡Seguid disfrutando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josechu.
      La verdad es que con 38 grados no apetece un cocido...pero lo tenemos en la lista para la vuelta...
      Gracias por seguirnos
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Estais viviendo un sueño que muchos deseariamos realizar. Algun dia! Gracias por mostrarnos el mundo de esta manera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agustín. Gracias por seguirnos.
      De algún modo todos los que nos seguís viajáis con nosotros. Así lo sentimos. Y escribimos lo que vemos pensando en que vosotros lo podáis sentir igual.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me ha encantado bali... Preciosas fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonita, ciertamente. Y además estaba un poco gris a veces con las lluvias y le daban un color especial.
      Un beso

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.