Indice Paises

lunes, 27 de marzo de 2017

Vicuña y el Valle del Elqui: Gabriela Mistral y las Estrellas

Días 1 al 4 de febrero   

Si hay un lugar en Chile que presume de cielos limpios, llenos de estrellas, ese es el Valle del Elqui y la ciudad de Vicuña. El turismo astronómico se ha convertido en un referente de esta zona, pero se pueden visitar también varias pisquerias en el valle, el Museo de Gabriela Mistral en Vicuña o su casa en Montegrande.

Tenemos que reconocer nuestra ignorancia. No habíamos oído hablar de este valle antes de llegar a Chile. Salimos de La Serena, donde desemboca el río Elqui, a la búsqueda de las maravillas que nos habían contado de su valle. Y no nos defraudó, porque tras llegar en autobús a Vicuña pasando por vegas de vides y frutales, contrastando con los áridos cerros justo al lado, nos encontramos con Jaime, el dueño del hostal donde estaríamos unos días, que nos dió muchas pistas para ver en la zona, empezando esa misma noche por la visita al Observatorio Mamalluca.
Murales en las calles de Vicuña hablan de su historia
Júpiter y sus 4 lunas, fotografiados en el visor del telescopio con nuestra modesta cámara Lumix
Este observatorio toma su nombre del cercano Cerro Mamalluca que, según el idioma de los indios diaguitas que poblaban estas tierras, significa "Madre acogedora". La visita al observatorio se debe reservar en el Centro de Visitas del Observatorio, que está junto a La Oficina de Informacion del Ayuntamiento en la plaza del pueblo. Se paga luego allí mismo, en la noche antes de subir en un transfer que NO está incluido en la entrada porque puedes subir en tu propio vehículo, siguiendo al autobús del transfer en la hora señalada. Al llegar arriba, bajo una casi total obscuridad, dan una charla sobre astronomía, con un interesante video y luego subes a la terraza, para ver un fascinante espectáculo de estrellas, acompañado de un guía que va señalando constelaciones con un puntero láser y explicando historias mientras manipula un pequeño telescopio con el que cada visitante puede ver algunos fenómenos del firmamento. Nosotros vimos un cúmulo cerca de Alfa Centauri, un cúmulo junto a la verdadera Cruz del Sur, llamado "El joyero" por sus estrellas de colores, Júpiter con sus cuatro satélites, al que pudimos sacar una foto con nuestra cámara pegándola al visor del telescopio y, finalmente, el sistema de tres estrellas de Sirio. Y, por supuesto, una vista espectacular de la Vía Láctea y de los Cúmulos de Magallanes mientras caían estrellas fugaces, aunque no podemos poneros fotos porque nuestras cámaras no tienen suficiente sensibilidad para lo oscuro que estaba. Fue interesante conocer que los antiguos pobladores de la zona le ponían nombres a los huecos oscuros que se forman en la vía láctea como "la liebre" o "la llama" y que eran igual de importantes para ellos que las constelaciones clásicas que conocemos en el hemisferio norte. Y dijimos "verdadera cruz del sur" porque también nos explicaron tres maneras de ver el polo sur celeste con la verdadera cruz, la falsa cruz, y el triángulo de los cúmulos y el polo. En definitiva, una visita recomendable aunque esperábamos más de potencia en los telescopios para ver estas maravillas.
Torre Bauer
Mientras esperábamos la noche, paseamos por el pueblo. Vimos algunos sitios de interés de esta pequeña villa alrededor de la plaza:
  • La Torre Bauer, es una torre roja de estilo alemán que esta construida en 1905 sobre el antiguo ayuntamiento.
  • Plaza de Armas, dedicada a la poetisa Gabriella Mistral con varias esculturas de 1972 en su recuerdo.
  • Iglesia de Inmaculada, de 1909, sobre el templo anterior de La Merced. Nos pareció una iglesia muy sencilla y nos comentaron que la pila bautismal es la que se usó en 1889 para bautizar a la poetisa, así como que la talla de la Virgen del Carmen es la que acompañó a las tropas chilenas en las guerras del Pacífico.
  • Por último, el Obelisco de La Paz, frente a la torre, donado por la fundación japonesa The World Peace Project Society y que nos recordó a otro similar que habíamos visto en las colinas del cementerio de Tacayama.
Y finalmente llegamos al Museo de Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura en 1945. Es un bonito Museo, donde se resume de manera muy detallada, pero amena, su vida y obra desde sus humildes orígenes en Montegrande, un pueblo al final del valle, donde se hizo maestra de escuela a la temprana edad de 14 años. La docencia la acompaño durante toda su vida y fue una precursora de la defensa de la educación de la gente humilde y de la mujer. Además, desarrolló labores consulares en varios países a lo largo de su vida, hasta que murió tras una larga lucha contra el cáncer acompañada de su íntima amiga Doris Dana. Su última visita a Chile fue en 1954 en lo que se consideró su despedida. Gabriela conoció con 25 años a un joven de 14 años que luego se haría llamar Pablo Neruda y del que fue amiga toda la vida.
Entrada al museo de Gabriela Mistral
Entrada al museo de Gabriela Mistral

Interior del museo con la alegoria a la labor docente de la poetisa
Interior del museo con la alegoria a la labor docente de la poetisa

Al día siguiente nos dirigimos a la Terminal de Autobuses. Queríamos subir a ver El Valle en su parte más profunda, en las localidades de Pisco Elqui y Los Hornos. Nos habían recomendado una Pisqueria artesanal en este último pueblo y no nos la podíamos perder.
El valle del Elqui está repleto de viñedos
El valle del Elqui está repleto de viñedos
Tras el trayecto en autobús local, llegamos a la pequeña localidad de Pisco Elqui, pero para llegar a la pisqueria debíamos andar unos tres kilómetros por la carretera bajo un sol abrasador. Afortunadamente, el autostop funciona muy bien en esta zona y nos paró Juan, apodado Silberio, un repartidor de bombonas de gas al que le gusta ir silbando canciones mientras realiza su trabajo y que desbordaba sonrisas. Fue un paseo de casi dos horas acompañándole hasta el final mismo del valle mientras hacía su trabajo, haciendo sonar una graciosa campanilla para avisar de su llegada y contándonos por el camino historias del valle, de cómo hace cincuenta años personas de Santiago compraron grandes terrenos a muy bajo precio y hoy, que la zona se ha puesto de moda como destino vacacional, revenden parcelas, por lo que los nuevos compradores pagan precios muy altos que, entre otros, los jóvenes del valle no pueden asumir y deben renunciar a tener un terreno y una casa en su propio pueblo. Nos contó también que en los últimos diez años la sequía ha sido muy fuerte dejando casi seco el embalse de Puclaro, aunque el año pasado y éste las lluvias han sido de nuevo muy fuertes aunque, según él, no más fuertes de lo habitual.
La tierra es generosa y muy fértil en cuanto se la riega
La tierra es generosa y muy fértil en cuanto se la riega

Queríamos haber hecho la visita guiada a la Pisqueria Los Nichos de la una de la tarde, pero llegamos de vuelta con Juan casi a la una y media y ya había empezado, por lo que tuvimos que esperar hasta la siguiente, a las dos y media, comiendo una manzana que llevábamos por si entraba el hambre. Menos mal.
Uno de los nichos en la Bodega de D.RRR
Uno de los nichos en la Bodega de D.RRR

En Pisqueria Los Nichos nos contaron cómo se produce el licor más famoso de Chile desde hace casi un siglo. El gran impulsor del negocio fue el hijo del fundador de esta fábrica, Rigoberto Rodriguez Rodriguez, RRR, que era masón, un gran vividor, un hábil comerciante y se rodeaba de los más ilustres elquinos de la época, como el que fue años después Presidente Gonzalez Videla del que habíamos visto su casa museo en La Serena. Aún hoy se puede ver una estatua de Venus Afrodita en la bodega donde hay una placa dedicada a dicho Presidente. Dicen que en esa placa donde dice "el más puro representante de los bohemios elquinos" decía originalmente " el más puro representante de los borrachos elquinos" pero que fue cambiada por respeto al presidente. Y es que Don Rigoberto se preocupaba de que sus invitados, siempre hombres y masones, entraran en la bodega a sus fiestas privadas de pie y salieran tumbados por su licor. Con una excepción: si lograban aguantar de pie, Don Rigoberto le ponía su nombre a uno de los Nichos donde se guardaban las botellas de su colección.
Rellenado manual de las botellas de Pisco de la destilería
Rellenado manual de las botellas de Pisco de la destilería

Los muertitos que amenizaban las fiestas privadas de D.RRR
Los muertitos que amenizaban las fiestas privadas de D.RRR

Sobre el proceso artesanal de producción de Pisco, pudimos ver las salas de despalillaje, fermentación, embotellado y embalaje, todo muy manual. La visita terminó con una cata, en la que pudimos apreciar la potencia de este destilado de uva moscatel.
La uva moscatel se adaptó muy bien a estas tierras del Valle del Elqui
La uva moscatel se adaptó muy bien a estas tierras del Valle del Elqui

A la vuelta a Pisco Elqui, de nuevo en autostop en un coche de otras visitantes, comimos unas ricas empanadas de carne sentados en la Plaza, frente a la iglesia, mientras esperábamos al siguiente autobús. Las empanadas son un socorrido medio de alimentarse o matar el hambre en todo Chile, aunque su precio varía mucho de unos sitios a otros. La de pino (carne picada con cebolla, huevo duro y aceituna) es la que más nos gustaba.
Pinturas murales en Diaguitas con imitación al estilo ancestral
Pinturas murales en Diaguitas con imitación al estilo ancestral

Para terminar la visita al valle, al día siguiente nos acercamos al pueblo de Diaguitas en autobús local, ya que nos habían comentado que, al estar declarado zona típica,  tenía construcciones tradicionales de los indios diaguitas de la zona. No vimos nada particular, y de hecho, el pueblo fue fundado a finales del siglo XIX. Tiene un par de puntos de interés en la plaza. Junto con la iglesia, que estaba cerrada pero que es del 1867, hay murales con pinturas modernas representando los típicos petroglifos que estos indios hacían en los abrigos de las rocas y en su alfarería. El pueblo tiene ademas una fabrica artesanal de cervezas, creada en 2009, en la que hicimos una visita y cata gratuitas, que nos ayudó a decidir qué pediríamos en su zona de bar.
Cerveza Artesanal de la Cerveceria Guayacan
Cerveza Artesanal de la Cerveceria Guayacan

Pintura mural en las calles de Diaguitas
Pintura mural en las calles de Diaguitas

La visita a este valle nos gustó mucho. ¿Y a ti?


Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1€ = 706 pesos (CLP)

Alojamiento: Hostal Las Delicias. Está a diez minutos andando de la plaza del pueblo. Jaime y su familia te reciben con un trato muy acogedor. La habitación estaba bien, limpia, y el agua caliente funcionaba muy fuerte. Pudimos usar la cocina aunque no es parte de la reserva, lo que fue muy práctico. Dado que el establecimiento se abastece de energía solar, como muchos otros en El Valle, puede haber poca potencia eléctrica a última hora de la madrugada. Está disponible también en AirBnB.


Museo de Gabriella Mistral en Vicuña: entrada gratuita. No es necesario reservar. Aparte del museo, hay un jardín con plantas de la zona y una biblioteca. Tiene aseos gratuitos y una muy pequeña tienda de regalos. Horario de Marzo a Diciembre: martes a viernes de 10:00 a 17:45h, sábado de 10:30 a 18:00h y domingos y festivos de 10:00 a 13:00h. En Enero y Febrero el horario se extiende de martes a viernes de 10:00 a 19:00h y sábados, domingos y festivos de 10:30 a 20:00h. Cierra todos los lunes del año. Más información en su web.

Observatorio Cerro Mamalluca: 7.000 pesos por persona. Hay que reservar en El Centro de Información del Observatorio para que te asignen hora. Hay varios turnos. Nosotros fuimos en el de las 23:30h. La visita comienza 30 minutos antes en la plaza del,pueblo desde donde se va en transfer o en auto al observatorio. El transfer cuesta 3000 pesos por persona, sale desde la oficina del pueblo y te recoge también a la salida para llevarte hasta tu alojamiento en Vicuña. La visita dura unas dos horas y consta de explicación astronómica en la cúpula del Planetario del observatorio, asignación de grupos, explicación por un guía en la terraza con láseres para señalar constelaciones y estrellas y, finalmente, tres o cuatro observaciones por el telescopio para ver algunos fenómenos importantes dependiendo del número de personas que tenga cada grupo.

Otros observatorios de turismo astronómico:
- Observatorio Cruz del sur. Coste 4.000 pesos. A 4 km de Cambarbala. www.observatoriocruzdelsur.cl
- Observatorio Collowara. Coste 7.500 pesos. A 5 km de Andocallo. www.collowara.cl
- Observatorio Alfa Aldea. Coste 10.000 pesos. A las afueras de Vicuña. Te recogen y regresan al alojamiento y te dejan. Bebida de bienvenida. www.alfaaldea.cl
- Gran Observatorio Solar de Chile (GOSCH). Cuesta 4.500 pesos. En las afueras de Vicuña. www.goscchile.blogspot.com
- Centro Inti Runa. Coste 8.000 pesos. En Vicuña. www.observatorios.cl
- Observatorio del Pangue. Coste 21.000 pesos incluido transfer. A 21 km de Vicuña. www.observatoriodelpangue.blogspot.com
- Observatorio Elqui Domos. Coste 7.500 pesos. A 7 km de Montegrande. www.elquidomos.cl

Cervecería Guayacan. Visita y degustación gratuita. Dispone de un area de cervecería muy bien dispuesta para tomar unas cervezas mientras se escucha música ambiente y pop. Muy agradable. Nos dijeron que aún no exportan fuera de Chile. Más información en su web.

Transporte al Valle del Elqui.

Desde La Serena salen pequeños autobuses cada quince o veinte minutos que van parando en los pueblos principales. El trayecto desde la Terminal de autobuses de La Serena hasta Vicuña cuesta 2500 pesos, aunque si tomas el autobús fuera de la terminal te sale por 2000 pesos que fue lo que nos costó la vuelta. Tarda una hora y quince minutos según paradas y tráfico. Nosotros fuimos con Vía Elqui.

Desde Vicuña hasta la población de Pisco Elqui salen cada veinte minutos de la terminal. Tarda un poco menos de una hora, y cuesta 2000 pesos por trayecto y persona. El trayecto a Monte Grande es un poco menos.

Desde Pisco Elqui se puede subir hasta el final del valle en Alcohuaz andando o haciendo autostop, que es muy habitual y seguro en la zona.

Desde Vicuña a Diaguitas hay autobuses como el de Pisco mismo, que cuestan 800 pesos y te dejan en la carretera junto al pueblo, y luego hay que andar unos 800 metros hasta la plaza.

Todo el valle dispone de transporte de taxis colectivos.

Otros sitios de interés:
  • Cerro de la Virgen y su mirador a 2 km del pueblo
  • Pueblo de los artesanos: lo vimos mientras Silberio atendía a un cliente. Es una feria de artesanía.
  • Aldea Elquina (de artesanos, a la salida del pueblo)
  • Museo histórico de Elqui con antigüedades y fotos de los siglos XIX y XX
  • Museo entomológico y de Historia Natural
  • Museo Casa solariega de los Madariaga de 1875
  • Centro turístico y museo del Pisco Capel


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.