Indice Paises

martes, 16 de mayo de 2017

La cascada del río Celeste - Volcán Tenorio

Día 29 de marzo
 

Si hay un sitio en la tierra donde el agua de un río es realmente azul, como los ríos que dibujan los niños en la escuela, es en este río Celeste, en el Parque Nacional del Volcán Tenorio. Es uno de los secretos de Costa Rica y además tiene una cascada preciosa. ¿A que sí?

El recorrido se hace siguiendo un sendero por la selva, por lo que, de vez en cuando, se encuentran zonas con bastante barro, según si ha llovido o no. De hecho, a la entrada del parque se alquilan botas de agua en la temporada de lluvias, para poder llegar a la zona de las cascadas, ya que de otro modo puede ser impracticable.



Al principio, el camino está muy bien, incluso pavimentado, pero poco a poco va cambiando a un sendero menos cuidado y quizá por eso más agradable. Después de una caminata divertida de un kilómetro y medio disfrutando de los colores de la selva, de sus sonidos y de sus olores, llegamos a la bajada de la cascada. Hay que bajar 150 metros, por un camino medio escalera, medio sendero, hasta descubrir esta increíble cascada y la pequeña laguna que se forma bajo ella. Descansamos un rato viendo esta maravilla.


Pero había que subir de nuevo para continuar el sendero, y en la subida se cruzó con nosotros en medio de la escalera una pequeña serpiente verde muy fina. Preferimos no asustarla por si fuera venenosa, como son casi todas las de este país.

En algún punto del camino hay que cruzar puentes estrechos sobre el río, en los que no podía pasar más que una persona, ya que era el máximo peso que resistían, y menos mal que parece que los han arreglado, ya que los habíamos visto en algún blog y parecía que íbamos a tener que hacer equilibrios para cruzarlos.


A unos 200 metros más adelante nos encontramos con una linda laguna azul, que bien podía haber estado en la película del Lago Azul porque realmente era de un color azul intenso precioso.

Continuando el camino se pasa a 250 metros junto a un punto llamado "los Borbollones" donde el agua surge hirviendo a borbotones en el río y en donde un aviso indica mantener la distancia porque el agua está hirviendo y es peligrosa. Un punto para recordar que estamos en zona volcánica. Aunque aquí no haya mensajes indicando que siempre recordemos el camino de evacuación, como ocurría en el Volcán Poas.


El sendero continúa atravesando un par de puentes de madera que crujían y se movían bajo nuestros pies y que daban cierto respeto. Cada vez había más barro en el camino hasta llegar, un kilómetro después, a los Teñideros del Río Celeste. Este punto es realmente espectacular. Es sencillamente increíble ver cómo las dos corrientes de agua tan claras de los ríos Quebrada Agria y Buena Vista se cruzan y se produce el fenómeno por el cual el río se vuelve Celeste. El agua del Buena Vista, que viene desde arriba, lleva una concentración muy alta de cristales de silicato de aluminio, pero de pequeño diámetro. El río Quebrada Agria, que llega por la izquierda, es muy ácido ya que viene de una fuente del Volcán Tenorio. Al mezclarse, la acidez cambia, hace precipitar los cristales y se crea una línea blanca de depósito de silicatos de aluminio totalmente visible en la corriente del río que continua hacia la derecha. El sobrante de estos cristales que se disuelve en el agua tiene ahora un diámetro mayor y dispersa la luz, dándole este particular color en la corriente de agua mezclada. Fantástica clase de química en directo.


Terminamos la visita desandando el camino con la esperanza de ver algún pecari (o saino como lo llaman allí) que es el animal representativo del parque o un más peligroso ocelote. No los vimos, pero a cambio, vimos a un pequeño coatí (pizote para los ticos) junto al camino casi cuando íbamos a salir al final ya al aparcamiento.


Si podéis venir por aquí, no os perdáis esta visita al Río Celeste. De aquí nos fuimos a Liberia para iniciar nuestra siguiente etapa en las zonas de Guanacaste y noroeste de Costa Rica.

Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1 € = 615 Colones costarricenses. También se admiten los dólares USA como medio de pago.

Transporte: para llegar a este lugar es imprescindible ir en coche, bien en uno de alquiler como nosotros o contratando a un taxi desde alguno de los pueblos cercanos.  Si vais en coche, se puede llegar desde dos puntos, aunque debes armarte de paciencia y preguntar por las condiciones de la carretera de tierra, porque en época de lluvia puede ser imposible llegar al estar las carreteras inundadas. El acceso es, bien por el pueblo de Bijagua que es lo recomendable, ya que el camino es prácticamente asfaltado como descubrimos al salir del parque, excepto los tres kilómetros del parque en sí, o bien por Guatuso y La Katrina, que es el que nosotros hicimos para llegar, siguiendo la recomendación que nos dio el dueño del hotel del Arenal. Es verdad que desde allí era el camino más corto para evitar dar una vuelta de más de cien kilómetros, pero la última parte de este camino fueron casi catorce kilómetros interminables por una pista de tierra en muy malas condiciones y, en algunos casos, con algunas cuestas bastante empinadas. Nuestro coche no subía bien por un problema con el carburador y a punto estuvimos de abortar la excursión. Pero con paciencia llegamos. Y no nos arrepentimos. Desde San José, el tiempo promedio de viaje es de cuatro horas y media y nosotros tardamos un poco más de dos horas desde La Fortuna.

Aparcamiento: OJO. Al llegar a la entrada del Parque hay que tener cuidado con las zonas de aparcamiento. El que está justo enfrente de la entrada, al lado mismo, está gestionado por la comunidad local y cuesta 1000 colones, mientras que los que os aparecen antes a lo largo de la carretera, y que os dirán que son los oficiales, son privados y cuestan alrededor de 2000 colones.

Entrada al Parque Nacional Volcán Tenorio - Río Celeste (oficial): 12 dólares. No se puede pagar en colones si no eres residente. Se puede pagar con tarjeta. El horario para entrar es de 08:00 a 14:00h. Ésta es la última hora de entrada para que los visitantes puedan ir y volver hasta la catarata antes de que el parque cierre al atardecer. Su página está en Facebook /parquenacionalvolcantenorio

Alojamiento: esa noche dormimos en Liberia.


2 comentarios :

  1. Interesante clase de química !! Ya os imagino tomando apuntes mientras el guía va hablando 🤔

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad es que fue más fácil. Porque no había guía. Aquí tienes que andar por los senderos de los parques siguiendo las señales. Y de vez en cuando hay paneles informativos explicando cosas, que no siempre.
      Un abrazo querido amigo

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.