Indice Paises

lunes, 23 de enero de 2017

Navidad en Darwin, G'day Australia!

Días 23 a 26 de diciembre 

Wangi Falls
Cambiamos de continente. Hemos llegado a Australia, la gran isla de Oceanía. La Terra Australis. La que dicen tierra de los animales más venenosos del mundo. Y donde, por extension geográfica, cabe toda Europa, quitando Rusia.
Una tierra de contrastes: del desierto más árido de su centro, donde está el sagrado Úluru, a las playas turquesa de la Gran Barrera de Coral, cerca de Cairns o a las playas interminables de arena blanca de su costa oeste, cerca de Perth, lo menos visitado. Con ciudades enormes como Sidney, la New York del sur como ellos la llaman, o la metropolitana y dinámica Melbourne con sus constantes espectáculos musicales en las calles; sin olvidar a su joven capital Canberra; o la quinta ciudad del país, Adelaide, crecida con la fiebre del oro de inicios del siglo XIX; y con pequeñas ciudades como la del norte más tropical donde está Darwin, a donde hemos llegado desde Bali.

Además, hemos llegado en la víspera de Navidad. Una Navidad diferente bajo un sol abrasador y una humedad brutal. Gracias a internet, hemos podido estar conectados con la familia para saludarles en estas fiestas y vernos las caras por primera vez en mucho tiempo. Un gustazo veros, familia.
Elegantes presentadores de TV Darwin
Elegantes presentadores de TV Darwin 😉
Darwin es un pequeño centro en el extremo norte de Australia, aunque propiamente dicho son varias poblaciones unidas. Nuestro alojamiento estaba en Darwin Downtown, la antigua ciudad. Aparte de un parque con estatuas de homenaje a los caídos en las varias guerras donde han participado los soldados australianos, vestigios de tuneles de la Segunda Guerra Mundial para protegerse de los bombardeos japoneses, y de los pocos edificios que quedan de primeros de siglo XX, del tiempo de la fundación de la ciudad, no tiene mayor interés que ser un punto de base para poder visitar el Parque Nacional de Kakudu, Patrimonio de la Humanidad, y el Parque Nacional de Litchfield. Aunque luego solo hemos podido visitar el segundo sitio en coche porque habíamos minusvalorado las distancias.
Primer atardecer en Australia desde el Parque de Darwin
Primer atardecer en Australia desde el mirador del Parque de Darwin
Una de las casas originales de la ciudad antigua en Darwin
Una de las casas originales de la ciudad antigua
Iglesia de Darwin construida sobre la antigua iglesia del siglo XVIII
Iglesia de Darwin construida sobre la antigua iglesia del siglo XVIII

El Parque Nacional de Litchfeld está a unas dos horas en coche desde Darwin. Están muy bien señalizados los puntos de interés y tiene paneles informativos en las áreas principales. Es una gran planicie rocosa cubierta de árboles desde la que se precipita el agua en cascadas en distintos lugares, que son los puntos más populares. El recorrido que hicimos en este parque seguía la carretera principal, acondicionada para coches, durante unas cinco horas, aunque hay otras secundarias que solo se permiten para vehículos 4x4 y, por ejemplo, te permiten llegar a los restos arqueológicos de la Ciudad Perdida (The Lost City) de una civilización no determinada.

Termiteros magnéticos gigantes (Magnetic Termite Mounds)

Lo primero que hemos visto, casi a la entrada del parque, ha sido un campo de termiteros gigantes, algunos de los cuales miden más de cuatro metros. ¿Por qué magnéticos? Bueno, en principio las termitas construyen estos montículos de tierra orientados de norte a sur, con lo que se consigue una mayor superficie permanentemente a la sombra y más fresca en su lado norte. En el lado sur, la pared es más gruesa para evitar la entrada de calor.  Se pueden ver muchos de estos termiteros, pero sólo te puedes acercar a unos pocos.
Magnetic termite mounds. Termiteros gigantes
Magnetic termite mound. Termitero gigante 4m
Termitero de cerca de 4m de alto

Cascada Wangi (Wangi Falls)

Es la más famosa y espectacular del parque porque, en principio, se permite el baño en el pequeño lago que forma al caer, siempre que no sea época de lluvias, ya que los guardas forestales mantienen la cascada libre de cocodrilos, cosa que no hacen en esa época y por tanto, no garantizan un baño seguro. Así lo indicaban los carteles el día que fuimos. Nos sorprendieron las instalaciones, muy bien acondicionadas, con parking, baños públicos muy cuidados, barbacoas eléctricas (las veremos después en todas partes) y mesas para comer, así como un pequeño puesto de venta de café.
Carteles informativos de seguridad de la Cascada Wangi Falls

El camino a la cascada está preparado para sillas de ruedas y son menos de doscientos metros desde el aparcamiento. Pero como había estado lloviendo mucho en las últimas semanas, el acceso a la zona de baño en el lago estaba cerrada, aunque los miradores estaban afortunadamente abiertos.

Wangi Falls desbordadas tras las lluvias
Wangi Falls desbordadas tras las lluvias
Wangi Falls
Fantástica caida de agua en las Wangi Falls tras las lluvias

Se puede además realizar un pequeño paseo por un sendero que rodea la cascada viendo un pequeño ejemplo de bosque tropical con paneles informativos.

Native Ginger (Curcuma australasica)
Cascada Tolmer (Tolmer Falls)

Realmente lo más importante de esta cascada, que se ve desde lejos, desde un mirador. Es la pequeña garganta que se ha formado por el efecto del agua. A los miradores se accede por un sendero también preparado para minusválidos.

Bosque de Litchfield desde el mirador de la Cascada Tolmer
Bosque de Litchfield desde el mirador
Cascada Tolmer desde el mirador
Cascada Tolmer desde el mirador
Papagayo alirojo hembra en las inmediaciones de la cascada Tolmer
Papagayo alirojo hembra en las inmediaciones de la cascada Tolmer

Cascada Florence (Florence Falls)

Fue la última cascada que visitamos. No tan espectacular como las anteriores, pero aquí había gente bañándose, pese a estar prohibido debido a las fuertes corrientes. Hay que bajar unas escaleras por un sendero para llegar a la base de las cascadas. De nuevo, había llovido bastante y nos tuvimos que conformar con verlas parcialmente por la cantidad de agua que tenía el lago. De vuelta al parking, pudimos tener una vista superior desde un mirador a medio camino.
El baño estaba prohibido por posibles crecidas en días de lluvia

No tuvimos la suerte de ver ningún cocodrilo, pese a las advertencias de estar alerta de su presencia sobre todo si vas a bañarte. No les debía gustar el tiempo nublado que tuvimos ese día. En el territorio norte (NT), hay más cocodrilos que personas si se suman los cocodrilos de agua dulce y los de agua salada.

Para visitar el Parque Nacional de Kakudu, uno de los Patrimonios de la Humanidad de Australia por su diversidad geológica, vegetal y animal, en la Oficina de Información de Turismo del Territorio del Norte nos indicaron que era recomendable hacer noche en el Parque ya que se tarda más de tres horas en llegar desde Darwin, más los tiempos de recorrer los diferentes puntos de interés y eso hace que la vuelta se tenga que hacer de noche, que no está recomendado por ellos por la cantidad de animales que puede haber en las carreteras y, sobre todo, porque las compañías de alquiler no te cubren accidentes al conducir de noche. Así que... lo dejamos para otra vez.

Como curiosidad, contaros que aunque la cena de nochebuena la hicimos en nuestra habitación, con un rico vino de uva Shiraz australiana, nos apuntamos a la comida de Navidad que organizaba el hostal de backpackers en el que estábamos. Para socializar y ver cómo preparaban ellos estas comidas: pollo y carne de cerdo asada, ensalada de patatas, cous cous de verduras, ensalada de col e ingredientes de clásica ensalada para que tú los mezclases a tu gusto. Nada sofisticado. Y es que, con el calor que hace en Australia en Navidad, nadie se pone a hacer grandes platos. Barbacoa en la playa es algo típico también. Además, nos dieron crackers, un clásico en los países anglosajones, y jugamos a romperlos para ver cuál era nuestro regalo. Estuvo curioso. Éramos un grupo heterogéneo, de diferentes nacionalidades y edades. Los irlandeses fueron los que más aguantaron la celebración, empalmando la comida con la cena, regándolas con jarras de cerveza y amenizando la fiesta con canciones típicas de su tierra. ¿Os suena?


Desde Darwin, volamos a nuestro siguiente destino en Cairns para ver la Gran Barrera de Coral, uno de los mitos de los buceadores y Patrimonio de la Humanidad.

Síguenos en esta siguiente aventura.


Datos prácticos:

Cambio actual: 1 AUD = 0,70 EUR

Visado: lo tramitamos por internet en la página de La Oficina de inmigración australiana www.australia-eta.com/ antes de salir de España. Hay varios tipos de visado. El e-visitor no tiene coste y tiene validez por un año desde la concesión y tres meses desde la entrada al país, con múltiples entradas. Se rellena un formulario por internet y en menos de 5 días te dicen si está aprobada la solicitud. A nosotros nos tardaron menos de 1 día en responder. Según las instrucciones había que llevar impresa una copia del visado, pero la verdad es que no nos la pidieron en inmigración. Ver la web del Ministerio de Exteriores para comprobar actualizaciones y cuestiones como las posibles vacunas necesarias.

Cuarentena alimentaria: no se puede entrar al país con productos frescos como fruta, semillas, verdura, ni siquiera agua embotellada (en la puerta de embarque nos requisaron la botella de agua sin abrir que habíamos comprado dentro del aeropuerto de Bali). En la declaración del aduanas debes indicar los productos alimenticios que llevas y ellos deciden. Nosotros llevábamos galletas y algunos sobres de café soluble (nuestro desayuno más habitual), lo dijimos y no hubo problema para entrar con ellos. Esta restricción aplica también entre territorios dentro del país, a excepción del agua.

Conectividad en Australia: Compramos un conector wifi (hotspot) en Optus. El tipo YES. Cuesta 49 AUD (34,6€) y te permite tener 4GB en los primeros 15 dias y luego tienes que recargarlo. Nosotros lo recargamos ya en Melbourne con una oferta de 30 AUD (21€)  por 4 GB con la que te daban otros 4 GB. Con esto tuvimos para toda la estancia en Australia, procurando no bajarnos videos y aprovechando las WiFi de los pocos hoteles donde era gratuita.
Paquete OPTUS YES de conexión Wifi en Australia
Paquete OPTUS YES de conexión Wifi en Australia
Nivel de precios: Australia es un país muy caro, tanto en comida (incluso compra de supermercado), especialmente fruta y verdura (5AUD/kg manzanas; 9AUD/kg naranjas, 24-30AUD/kg ajos, 6AUD/kg lechuga iceberg), como alojamiento (si quieres una habitación privada con baño dentro). Los transportes tampoco son baratos, pero hay que tener en cuenta que este país es enorme. Los vuelos internos hay que comprarlos con tiempo si quieres conseguir buenos precios. A veces el autobús cuesta lo mismo que un vuelo. El alcohol se vende en licorerías, nunca dentro de un supermercado. En vino hay mucho rango de precios y puedes encontrar alguna botella con buena relación calidad-precio. Una pinta en un bar te puede costar entre 8 y 12 AUD. Viniendo de Asia, más caro aún nos parecía todo. Afortunadamente, en Asia habíamos ahorrado para cubrir la diferencia.

COMO IR DEL AEROPUERTO A LA PARADA DE AUTOBUSES
Autobús del aeropuerto de Darwin a la ciudad: desde el aeropuerto circula el autobús número 3 hasta la estación de  Casuarina donde se cambia al autobús 10 que va al centro de Darwin. El coste del billete es de 6 AUD y permite el transbordo a otros autobuses en el transcurso de dos horas desde su compra.
La parada del autobús no está en la salida de llegadas en el mismo aeropuerto sino que hay que atravesar el parque frente al aeropuerto y llegar a la Esplanada frente a las oficinas de la Autoridad Aeroportuaria, en la calle Charles Easton Drive, donde veréis la marquesina de la parada pero son unos escasos diez minutos andando. Pasa cada 30 minutos aproximadamente.
Toda la información de horarios y líneas en su página web.

Hotel Value Inn: un motel con habitaciones básicas, que comparte zonas comunes con el hostal de mochileros que está a su lado, por lo que se puede utilizar la cocina, tiene lavandería y piscina. En la terraza-comedor común no se permite consumo de alcohol que no se haya comprado en el bar del hostal, por lo que cenamos en Navidad en nuestra habitación para poder disfrutar de la botella de Shiraz que habíamos comprado para la ocasión 😋  

Alquiler de coche en Darwin: 71 AUD. Alquilamos a través de la Oficina de Información de Turismo del Territorio del Norte, en la calle Esplanade esquina con Smith Street. Os recomendamos que lo visitéis cuando vengáis, porque os informan de opciones, no sólo de alquiler de coche, que además es más barato que en oficina o internet y con kilometraje ilimitado, sino también de alojamientos y de excursiones. Nos recordó a las oficinas de información de Escocia.

Gasolina: a 1,17 AUD/litro. La más barata que pagamos en Australia, donde los precios fluctúan mucho como veréis en la entrada de Ayers Rock más adelante.

Kakadu National Park. Información muy extensa, incluyendo la posibilidad de conseguir entrada online, disponible en www.parkaustralia.gov.au/kakadu.html

Entrada al Parque Litchfield y a las cascadas: gratuita. Información en http://www.nretas.nt.gov.au/

LitchField National Park map
Map LitchField National Park






10 comentarios :

  1. Cómo os lo pasáis !!
    Las fotos estupendas (como siempre) y el relato a la altura de las fotos ;-)
    Yo nunca me bañaría en una laguna donde puede haber cocodrilos, y menos si el que no estén depende de de unos vigilantes y no de los accidentes geográficos, dicho esto.. !! anda que estar en Australia y no ver ni un sólo cocodrilo !!
    Muchos ánimos para la otra mitad del viaje y pasadlo genial, pocos pueden darse un "respiro" de esta magnitud.
    Una cosa importante : Cuando volváis a Madrid tenéis que confirmar aquello de que "hay un gallego en cualquier parte del mundo" :-P
    Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ug.
      Pues nos hemos ido de Australia y no hemos podido ver cocodrilos. Otros animales si, pero cocodrilos...debían haberse ido de vacaciones porque con el calor, lo mismo,no les gusta mucho.
      En casi todos los paises que hemos ido hemos visto españoles, gallegos no siempre. Ya te contaremos
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Un destino interesante e increible, esas cascadas y demás paisajes. Una pena que al final no hayais visto cocodrilos, pero más seguro también ;-). Muchos besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hubiese encantado ver cocodrlos, Rosi. Pero no ha sido posible.
      El paisaje de este parque es realmente genial. Merece la pena visitarlo.
      Y nos falto llegar al otro parque Kakadu.

      Eliminar
  3. Por cierto, pedazo de horteras los trajes de los presentadores australianos, yo pensaba que los estadounidenses eran los peores, pero eso es díficil de superar, jejeje......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no hay que negarles que tienen un sentido del humor fantastico. ;.))
      besos

      Eliminar
  4. recuerdo el baño que me metí en esas cascadas, por suerte no había cocodrilos, pero la verdad es que uno estaba intranquilo por si acaso se había colado alguno. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIguel, gracias por tus buenos consejos para este viaje en Australia. Realmente este parque fue un gran descubrimiento.
      Nos alegra que además te haya traido buenos recuerdos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ya sabes Juan Luis los animales cambian de habitat por obligación. Alguno que otro ahora habita entre nosotros en Madrid.... Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Feliciano. No habiamos pensado en esa posibilidad de no haber visto a los cocodrilos por haberse ido de vacaciones. Pero sí, pudiera ser así...

      Eliminar

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.