Indice Paises

domingo, 19 de marzo de 2017

Santiago de Chile, inicio de nuestra aventura sudamericana

Días 25 al 30 de enero

Catedral de Santiago de Chile
Y finalmente llegamos a Santiago de Chile para iniciar el recorrido por una parte de América del Sur en nuestra vuelta al mundo.
Santiago es la capital de Chile y se ubica geográficamente casi en el centro de este alargado país. Sin embargo, como otras capitales del mundo, tiene problemas con la contaminación que provoca una neblina constante en el aire, a la que llaman smog. Esta contaminación impide ver las montañas nevadas, una parte de la Cordillera de los Andes, que tuvimos la oportunidad de entrever en nuestra escala camino de Isla de Pascua. En Santiago pudimos reencontrarnos con amigos, recorrer la ciudad y ver sus edificios históricos.


En esta etapa del viaje hemos aprovechado para compartir unos días con viejos amigos que están por estas tierras. Por un lado, con nuestro querido amigo Héctor y su encantadora familia, que nos abrieron las puertas de su casa y, por otro, haciendo una excursión de día completo a Isla Negra, la casa de Pablo Neruda junto al mar, con nuestro entrañable amigo Julio César y su familia.
Teatro Municipal de Santiago
La capital de Chile es una ciudad moderna, amplia, llena de contrastes entre las zonas más pobres del oeste y las más pudientes de los cerros del norte. Pero, en general, una capital vibrante. Como os decíamos, está casi en el centro del país, a 2.501 kms al sur de la ciudad norteña de Arica, y a 3.141 de Punta Arenas, la más austral de las ciudades de Chile. A tan solo 100 kms de la costa del Pacífico y a 40 kms de los Andes.
Metro de Santiago
Nos movimos muy bien por la ciudad gracias a su buen sistema de autobuses y las líneas de metro, rápidos y modernos que la atraviesan de punta a punta. Así que el primer día que llegamos al aeropuerto tomamos un bus al centro, a la parada de Los Héroes, desde donde cambiamos al metro para llegar a nuestro hotel. Y tras visitar Isla de Pascua, lo usábamos para ir desde la casa de nuestro amigo Héctor al centro y volver. Abajo os damos más datos sobre los medios de transporte en "Datos prácticos".
Bailes tradicionales en las calles peatonales del centro
Pero hablemos de Santiago de Chile. El Centro histórico de la ciudad fue fundado por D. Pedro de Valdivia como centro administrativo de la nueva zona conquistada al sur de los territorios del Alto Perú. Su ordenación es prácticamente cuadriculada en esta zona cerca del rio y se puede pasear fácilmente al ser un terreno plano, rodeado de los cerros al otro del río.
Los puntos de interés que visitamos estaban casi todos alrededor de la plaza principal, la Plaza de Armas, con la catedral que se levanta en una de sus esquinas, junto a lo que hoy es el Museo de Correos y Telégrafos y que, en sus orígenes, fue la Casa de Gobernadores. El Museo es interesante, con recreación de lo que fue una oficina postal de mediados del siglo XX.

Interior de la Catedral de Santiago
Junto a esta casa museo se encuentra La Oficina de Turismo, donde se consigue un mapa de la ciudad y unas breves explicaciones y a la que os recomendamos, entrar porque tiene una interesante galería de fotografías. Frente a ella, en la plaza, hay varias maquetas con la evolución de la ciudad a lo largo de los siglos hasta hoy.

Al salir de esta oficina, a la derecha, como os decíamos antes, está la Catedral. La fachada es una bonita obra neoclásica, muy austera, en contraste con su recargada ornamentación interior. Es de hecho el quinto intento de edificio para esta Catedral después de que los anteriores fueran derribados en terremotos e incendios.

Detrás de la Catedral y en las calles aledañas esta la zona comercial por donde estuvimos deambulando. Tienen mucha animación.

Y así llegamos a la plaza de la Nación donde está el palacio de la Presidencia y, en lo que parecen los jardines frente a ella, el subterráneo museo de arte. Una gigantesca bandera de Chile preside la plaza.

Palacio de la Moneda, residencia del Presidente de la República de Chile
La avenida que cruza frente a esta plaza es la calle Alameda y hacia la izquierda fuimos en busca del barrio de Londres, de callejuelas pequeñas, que aún conserva el espíritu bohemio del Santiago de primeros del siglo XX antes del golpe militar. Hoy es un lugar frecuentado por turistas y lleno de restaurantes donde comimos un sencillo menú, colación lo llaman allí.
Callejuela en el Barrio de Londres
Saliendo de esta zona en dirección a la Avenida de la Alameda nos encontramos con la Iglesia de San Francisco, una de las más antiguas de la ciudad, muy austera por dentro. Junto a ella, el Museo en el claustro. Nos habían dicho en turismo que era gratuito y estuvimos esperando bajo un sol de justicia hasta que abrieran a las cuatro... y luego era de pago.

Iglesia de San Francisco
Para terminar el recorrido de esa tarde nos acercamos, muy cerca del metro, al Cerro de Santa Lucía Wellen. En su parte inferior hay unas galerías de artesanía y un museo de animales y, en su parte superior, hay un pequeño castillo. No subimos. El ascensor estaba estropeado y la escalera de trescientos peldaños se nos antojaba muy pesada para los cuarenta grados que había a esa hora. Lo dejamos para una futura visita a Santiago.
Entrada al Cerro de Santa Lucía
Hay otras iglesias por el centro, algunas con bonitas fachadas, como la iglesia de la Merced con su imponente fachada roja.
Iglesia de la Merced
Una de las tardes, Héctor nos subió en coche al cerro de San Cristóbal para poder ver desde la cima de este pulmón de Santiago, la ciudad y sus alrededores, pero era tal la contaminación-smog que no pudimos más que discernir los altos rascacielos cercanos y algunos de los barrios que están próximos. Lo que sí pudimos ver es que los santiaguinos adoran este parque y vienen a andar, correr...e incluso subir sus empinadas cuestas en bicicleta.
Vista de Santiago desde el Cerro de San Cristóbal
Santiago nos gustó, pero lo mejor fue la oportunidad de pasar unos días con amigos. Gracias a Julio por mostrarnos Isla Negra, de la que os hablaremos más adelante. Y gracias a Héctor y su familia por su hospitalidad y por esas largas charlas después de la cena.

Datos prácticos:

Cambio orientativo: 1€ = 706 pesos (CLP)

Visado: los españoles no necesitamos visado para entrar en Chile siempre que la estancia sea inferior a 3 meses. Según la información que teníamos, se debía presentar un billete de regreso a España o salida de Chile, pero a nosotros no nos lo pidieron. El pasaporte debe tener una validez mínima de 6 meses desde la entrada al país. En inmigración te entregan un justificante que debes conservar hasta la salida del país. Es importante no perderlo. Ver la web del Ministerio de Exteriores para comprobar actualizaciones y cuestiones como las posibles vacunas necesarias.

Transporte: hay cuatro terminales de autobuses en Santiago, a saber:
- Terminal Alameda, donde está Turbus, una compañía ampliamente extendida que probamos en varios trayectos y que recomendamos. No es la más barata, pero da buen servicio.
- Terminal San Borja, cercana a la anterior y donde salen bastantes autobuses dirección al norte;
- Terminal Santiago y
- Terminal Los Héroes.
El autobús del aeropuerto al centro va a la Terminal Los Héroes y cuesta 2.000 pesos sólo ida ó 3.000 pesos ida y vuelta.
Taxi compartido desde el aeropuerto al destino: son pequeñas mini-van que te llevan a tu hotel o la dirección que indiques. Se compra el ticket antes de salir de la terminal y programan el recorrido según los destinos de los diferentes pasajeros. Precio orientativo 8.900 pesos por persona.
El autobús de Santiago a Valparaíso y Viña del Mar sale del Terminal San Borja y cuesta alrededor de 10.400 pesos ida y vuelta. Sacan ofertas constantemente, por lo que el precio puede variar.
El autobús de Santiago a La Serena sale del Terminal San Borja y cuesta alrededor de 18.000 pesos. Igualmente, los precios son variables.

Metro: para llegar a las terminales de autobuses desde el centro lo más práctico es tomar el metro. Tiene salida junto a cada una de las estaciones de autobuses lo que permite el intercambio. Dicen que se satura en horas punta, pero nosotros estuvimos en la ciudad en el periodo de vacaciones de verano, por lo que no tuvimos problemas. Tiene precio variable según el horario de utilización, desde 610 pesos y es posible comprar una tarjeta recargable, la tarjeta bip!, que permite transbordos casi gratuitos con los autobuses urbanos. En la web del metro se pueden encontrar las tarifas y el mapa actualizado de estaciones. Dispone también de una aplicación para móviles.

Además, Santiago dispone de una red de autobuses urbanos importante que alcanza los diferentes barrios periféricos. Nosotros usábamos uno para ir desde la casa de Héctor al centro. Cuesta alrededor de 610 pesos por trayecto, variando según horario. Si se paga con la tarjeta bip!, se puede conseguir un transbordo gratuito al / desde el metro. En su página web lo explican muy bien.

Alojamiento: hicimos una pequeña escala en Santiago antes de volar a Isla de Pascua y nos alojamos en Chileapart, en un apartamento céntrico (calle de La Merced), limpio, con piscina y gimnasio (que no llegamos a utilizar) y con supermercado a la puerta. Muy conveniente.

Dinero: la mayoría de los cajeros cobra comisión por extracción, entre 4.000 y 5.000 pesos, independientemente del importe. Cobran comisión de 4.000 ó 5.000 pesos por extracción, independientemente del importe a retirar, excepto el BBVA, que no nos cobró comisión. Extracción máxima por día 150.000 pesos. Ojo con las tarjetas con chip moderno y sin datos en la banda magnética, ya que los cajeros de Chile no están preparados para su utilización y las deniegan. En algunos sitios aceptan dólares, pero el cambio es muy desfavorable.

Salud: hay que utilizar alta protección solar, ya que en esta latitud el sol pega con fuerza y resulta fácil quemarse.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Nos gustaría saber tu opinión.
Si tienes alguna consulta o pregunta, escríbelo aquí. Te contestaremos.
Please, we would like your thoughts about this item.
Do not hesitate to make a question or doubts here. We will soon reply to you.